Edición 2015 de la Corrida de San Fernando

El 6 de enero de 2015 se realizará una nueva edición de la Corrida Internacional de San Fernando. La carrera, que une las ciudades de Maldonado y de Punta del Este, incorpora una nueva competencia de 5 kilómetros.

La Corrida Internacional de San Fernando se disputará el 6 de enero de 2015, a partir de las 21.15 horas. El circuito, que está avalado internacionalmente, se extiende a lo largo de 10 kilómetros. La partida es desde Acuña de Figueroa y Fort Wayne; desde allí los corredores irán hasta Roosevelt, luego recorrerán Joaquín de Viana, dobla en J.P. Varela y vuelve a Joaquín de Viana, sigue por Av. España y luego por Rambla Williman hasta la llegada en Rambla de Circunvalación Gral. Artigas y calle Las Focas (Punta del Este).

Esta nueva edición, que es 41ª, incorpora una carrera 5k, que se largará a las 19.45 horas. Un poco antes, a las 18.30, comenzará la carrera para niños y adolescentes, que correrán en distintas categorías según la edad: menores de 7 años 750 metros, de 8 a 11 años 1000 metros y de 11 a 12 años 2000 metros. Las dos pruebas partirán de Punta del Este, largando y llegando al mismo lugar (Rambla de Circunvalación Gral. Artigas y calle Las Focas).

Las inscripciones para las pruebas de 5 y 10 kilómetros se realizan en los locales RedPagos de todo el país. El costo es de 350 pesos y buena parte del dinero recaudado será donado al hospital Dr. Elbio Rivero de la ciudad de Maldonado. Los menores de 14 años y las personas con discapacidad (las categorías son sillas de ruedas y ciegos), no pagan. Los chicos menores de 18 años necesitan la firma de un adulto responsable para anotarse.

Para inscribirse, luego de abonar el tique en RedPagos, hay que canjearlo, los días 4, 5 y 6 de enero, en el Campus de Maldonado de 9 a 20 horas; y los días 4 y 5 de enero en el complejo Ancap Gorlero, de 9 a 20 horas. También los días 4 y 5 de enero en la Pista de Atletismo del Parque Batlle, en Montevideo, de 10 a 20 horas.

Menos kilómetros y mejores tiempos

Competir en un maratón con garantías exige una preparación mínima, que siempre estará basada en el kilometraje. Esto no significa que sólo se realicen entrenamientos corriendo

Competir en un maratón con garantías exige una preparación mínima, que siempre estará basada en el kilometraje. Esto no significa que sólo se realicen entrenamientos corriendo. Es necesario realizar muchos ejercicios complementarios que  estarán en función de la carga que se realice en kilómetros y de su intensidad. Estos ayudan a descargar y a elastizar; sirven para fortalecer los músculos y con ello es posible soportar una mayor carga de trabajo, en forma de kms a diferentes intensidades.

Si el número de kilómetros realizados a lo largo de una planificación de varios meses es el eje fundamental en el que se sustenta toda la preparación. Los ejercicios complementarios son los responsables de ajustar los desequilibrios musculares, articulares y tendinosos que se producen después de cientos de kms sometiendo a nuestro cuerpo a miles de impactos contra el suelo.

El mismo objetivo de marca en le maratón se puede conseguir por diferentes vías. Aplicando distintos métodos de entrenamiento se llega al mismo lugar. Existen tantos métodos de entrenamiento como entrenadores. Unos los basarán más en la carga de kms, otros en la calidad de los mismos. Un corredor puede hacer unos 100 kms a la semana (con máximos de 110 y mínimos de 85) para bajar de 3 horas en el maratón, pero ello sólo le permitirá entrenar largos rodajes y necesitará al menos seis días a la semana. Otro corredor consigue la misma marca entrenado 5 días a la semana, con una media de 75 kms semanales, con picos de 85 y valles de 65. Pero aún se puede llegar más lejos, se puede conseguir bajar de tres horas en el maratón entrenando la carrera a pie cuatro días a la semana y uno más de bicicleta de montaña.

Por mi experiencia, puedo afirmar que la gran mayoría de los corredores aficionados están sobreentrenados. Y cuando compiten en maratón, sus resultados están muy por debajo del esfuerzo y la dedicación empleada en su  preparación.

Para preparar un maratón no sólo es cuestión de entrenar, sino que también se debe descansar suficientemente para asimilar los entrenamientos. Hay que seguir realizando las labores cotidianas con normalidad. Como la gran mayoría trabajan, incluso muchos tienen que atender a su familia, nada de eso se debe descuidar.Por todo ello considero que es muy importante sacarle el máximo provecho al entrenamiento dedicándole el mínimo tiempo posible. A mis pupilos les concentro el entrenamiento en pocos días., de tal modo que puedan sacarle el máximo rendimiento con la mínima dedicación. Algunos corredores necesitan cinco días, la mayoría entrenan  cuatro y los que empiezan o buscan objetivos sencillos no necesitan más de tres días. El número de días semanales de entrenamiento estará en función del nivel de forma de cada corredor y de sus objetivos. Lo importante es no sobrecargar demasiado cada día de entrenamiento y buscar un equilibrio, trabajando lo que el corredor realmente necesita en cada momento de la planificación. Así, cuando tienen que hacer muchos ejercicios complementarios los rodajes deben ser menos largos y más suaves.

runners.es