Circo Tranzat vuelve al Castillo de Piria

Circo Tranzat se presenta hasta el 27 de enero en el Castillo de Piria en Piriápolis, esta vez con una gran carpa que aloja al espectáculo creado por este equipo de artistas circenses.


Tranzat es un espectáculo de creación binacional entre La mini compagnie,  Bazar Forain de Francia y un grupo de integrantes de El Picadero de Uruguay, que también reúne aspectos de intercambio técnico y social.

El proyecto de Circo Tranzat está dividido principalmente en dos etapas, la primera que recorre la zona sur de Uruguay entre diciembre 2014 y marzo 2015; y una segunda, donde los artistas recorrerán Francia entre marzo y julio 2015.

El mismo comprende aspectos innovadores dentro del área de las artes escénicas de Uruguay, conjugando el intercambio educativo, artístico y técnico y proponiendo un formato que promueve la descentralización e inclusión social.

Ida y vuelta a través del Atlántico

Dieciocho artistas, convencidos del potencial de la creación desde el  intercambio cultural y la convivencia, decidieron trabajar en equipo para lograr sus objetivos.

En el aspecto artístico, la compañías apostaron a la creación colectiva, sorteando la distancia, los mares. Acudiendo primero a encuentros vía internet, aprovechando al máximo los tiempos para construir un lenguaje en común. Ahora se encuentran realizando una residencia artística en el castillo Idiarte Borda en Lezica, conocido también como el castillo Francés, donde gracias al apoyo de La Comisión de Patrimonio, el Proyecto Esquinas y el consejo Vecinal se está gestando el primer espectáculo de esta mixtura internacional. 

Tranzat se propuso, traer la primera carpa de circo desde Francia a Uruguay donde instalará una sala de espectáculos itinerante y alternativa. Generar nuevos contenidos escénicos a partir de la co- creación entre artistas de ambos países y que este gire tanto por Uruguay como por Francia.

PRESENTACIONES

Del 19 al 27 de eneroCastillo de Piria, balneario Piriápolis- 21:30.

*Los espectáculos son “a la gorra”

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Cuencos Tibetanos en Punta del Este

ARMONÍZATE!!!

Es lo que estas necesitando para mejorar tu calidad de vida!! Te esperamos en el OCTOGONO de AGO, el 1 de febrero a participar de las sesiones que se realizarán de 19 hs a 20 y de 20:30 a 21:30, puedes participar de una o de las dos sesiones grupales. Consultar por sesiones individuales. telefono 099224088

www.armonizateahora.com

La Paloma

Su habitación no está pronta. Va a estar en diez minutos”, le dice el director de un hotel del centro de La Paloma a una pareja que había llegado hacía unos minutos. Llegaban con un bebé de pocos meses.

Así es este balneario. Un sitio que reivindicó a la familia y que pasó de ser un punto de diversión para los jóvenes en verano a un recinto calmo para los adultos para descansar.

Sobre el mediodía de un 10 de enero, el centro luce casi sin veraneantes, a excepción de los que eligen comer en algunos de los restaurantes de la zona. Y algunos de los que transitan son padres con sus hijos y parejas jóvenes (de 25 en adelante).

En la avenida Solari, la calle principal del balneario, hay un cantero central con sillas y muros para sentarse. Es un lugar con poca sombra, por lo que difícilmente en el día se siente alguien, aunque una mujer había encontrado un recoveco de penumbra generada por una palmera pequeña.

El cantero de Solari es otro punto que estimula la llegada de familias. Por las tardes, se transforma en un centro de entretenimiento que busca atender al público más juvenil de todos: los niños. Allí montan circos e inflables, y payasos y músicos brindan espectáculos.

La gente que elige La Paloma lo hace para buscar un lugar lejano al ruido y al movimiento de la ciudad y, sobre todo, por la playa. Y si de playas se trata, este balneario tiene para todos los gustos: hay quienes las eligen con muchas olas para deportes acuáticos, otros con no tantas olas para permanecer un buen rato dentro del agua, y también están las de arena fina o de arena gruesa. Y en todas hay gente. “Es el atractivo principal”, comentó Julio Silvera, director de la Liga de Fomento Turístico del balneario.

Los comerciantes y encargados de restaurantes también observan el fenómeno. Por ejemplo, en La Pasiva, que en esta temporada inauguró un local en Solari, comen varios grupos familiares. “Sucede al mediodía, a la tarde llegan más parejas jóvenes”, comentó Alejandro Arismendi, encargado del lugar. Sobre la una de la madrugada varios de estos locales empiezan a cerrar y el movimiento empieza a disminuir. “No se extiende por tantas horas”, comentó José Pereyra, director del hotel Viola.

Hace cuatro temporadas, La Paloma recibía una gran afluencia de muchachos. Si bien hay algunos, no se observa lo mismo que tiempo atrás. De todas formas, Ana Clara Caram, subdirectora de Turismo de Rocha, contó que “vienen familias con hijos adolescentes o más grandes” a quienes no les interesa los “megaboliches” que hay en otros balnearios, sino que les gusta más “salir a tomar algo y comer en un restopub”.

El paisaje y urbanización parece incambiado. Al caminar por las calles del balneario, algunas con pozos, otras sin asfalto y muchas con

rajaduras, se observan casas añejas y muchas con el pasto descuidado. En la avenida Solari hay un edificio cuya altura se puede contemplar desde cualquier punto de la ciudad. Es lo que trasciende cuando alguien eleva la vista en este balneario.

Brasileños… y de acá.

Desde el verano de 2014, por las calles de La Paloma se escucha más hablar en portugués. Cuando los brasileños circulan por la Ruta 9, en vez de seguir viaje rumbo a Punta del Este o Montevideo, optan (cada vez más) por algunos de los numerosos destinos de Rocha. Claro, al igual que en el resto, solo lo hacen desde el 26 de diciembre hasta el 8 o 9 de enero. Más, no.

Caram comentó a El País que esto se debe a una promoción que hubo a lo largo del año pasado en el sur de Brasil. “Realizamos diferentes instancias: presencia en ferias rurales, ferias del libro y cenas empresariales. Fue despertar el conocimiento del departamento; mostrar que existía”, indicó.

Lo hacen en visitas cortas, que en muchos casos no se prolongan por más de una semana.

Rafael Bruno, informante turístico de la terminal de La Paloma, aseguró que ha visto a muchos mochileros. “Varios de Latinoamérica y también de Europa”, indicó.

Pero las chapas de los vehículos que más se observan son las uruguayas. “En el hotel hay más consultas que el año pasado”, aseguró Pereyra. Pero cuando realmente va a estimularse el turismo interno es después del 15 de enero. Las visitas que se prolongan por más días van a empezar a partir de esa fecha. “Creo que el uruguayo no se va a ir tanto como el año pasado”, opinó Julio Silvera.

En general, los operadores dicen que la temporada es parecida a la de 2014. Si bien todavía no hay cifras oficiales, en líneas generales “transcurre mejor”, comentó Caram. “No podemos hablar generalizando: algunos están mejor y otros quizás no tanto”, agregó.

De todas formas, esperan que sea mejor que el año pasado. Por el momento, las familias lo volvieron a preferir como destino turístico.

Cabo Polonio con más visitas

La afluencia de visitantes en Cabo Polonio, un sitio que cuenta con dos playas separadas por 300 metros, es “mucho mayor” a la temporada anterior, informó Sergio Núñez de Safari Express. “Hay ingresos en el orden de las 1.500 personas diarias y 900 de ellas son brasileñas”, indicó. Se trata de un “descubrimiento” que están haciendo de este destino, opinó. Por otra parte, hay muchos uruguayos que cruzan la ciudad fronteriza del Chuy para adquirir combustible más barato. Realizan casi 20 kilómetros hacia Brasil para comprarlo en la ciudad de Santa Victoria Do Palmar. Además, los balnearios próximos al Chuy están viviendo una temporada “como no se recuerda en mucho tiempo”, informó el agente inmobiliario Ruben Temes. Los precios están “más bajos” que destinos como Punta del Diablo, La Pedrera o La Paloma, agregó el operador.

Jóvenes conquistaron el verano de La Pedrera

Sobre las cuatro de la tarde del sábado 10 de enero, un aluvión de jóvenes descendía a la playa de La Pedrera. Por la avenida principal, personas de 18 a 30 años conversaban en los vestíbulos de las casas, muchos sentados en sillas de playa y con conservadoras en las que mantenían frías sus bebidas.

Si bien gran parte de la movida joven está instalada en Punta del Diablo, el público juvenil no sólo elige La Pedrera por su fiesta de Carnaval.

Desde las 18:00, la mitad de la avenida principal se transforma en una calle peatonal, que invita a tomar algo en los pubs de su alrededor. Esa zona, con muchas casas de madera, se transforma en la noche en una “ciudad boliche”, según contó un comerciante que trabaja en el primer tramo de la avenida. “Yo ni me acerco”, dijo.

Algunos informantes turísticos del balneario indicaron que los primeros días de enero caían “hordas de jóvenes”. Muchos eran argentinos, aunque había uruguayos y también chilenos, que lo hacían en muchos grupos. “Llegaban sin reservas a ver si había algo disponible”, indicó.

La Pedrera persigue el mismo espíritu que José Ignacio. Al ser un pueblo chico (viven 225 personas a lo largo del año según el Censo de 2011), el que las casas estén pegadas y las calles sean tan estrechas, provoca mayor cercanía entre los veraneantes del lugar.

También entre los encargados de los restaurantes y sus clientes. Por ejemplo, en el local Noldu un joven demoraba en sacar la plata de su billetera para pagar la cuenta. El encargado del lugar, al observar esta situación, le dijo: “Tranquilo, chicos. Van al cajero y pagan más tarde. No pasa nada”. Entre los turistas interactúan más y la música, que sale de boliches y autos, se hace sentir.

“Las cosas buenas que puedan llegar a pasar se sienten mucho más. Y si hay alguna cosa que no es tan cercana también se siente”, opinó Ana Clara Caram, subdirectora de Turismo de Rocha.

elpais

Rocha-Caseras de India Muerta: turismo y producción local

Los palmares de butiá no solo ofrecen sombra y un paisaje agradable para quien circula por Rocha. Sus frutos de pulpa  acuosa,  sabor dulce al comienzo y algo ácido al final, aportan a la población local una forma de sustentarse económicamente. El butiá es un fruto típico de Rocha, que con los años los productores e investigadores han logrado aprovechar en su totalidad, utilizando la pulpa, la fibra y la almendra de coco. Un muy buen ejemplo de ello es Caseras de India Muerta, un proyecto de agroindustria familiar que se dedica a la producción artesanal de dulces, mermeladas, salsas y licores utilizando el butiá como materia prima.

Casas en el Este conversó con María Sara Zubía, una de las fundadoras del emprendimiento junto a su esposo y sus cuatro hijos. Los inicios de Caseras de India Muerta datan del año 96; desde hace más de 15 años sus productos están presentes en el mercado y continúan en expansión.

“Con sabor a hogar”

El nombre “Caseras de India Muerta” hace alusión a los “productos con sabor a hogar” (“caseros”) y al paraje rural donde estos productos nacieron, llamado “India Muerta“. “Nos interesaba que nos asociaran con el lugar de procedencia; es un lugar que uno quiere y quiere que te remitan”, nos cuenta María Sara.

También nos contó que, históricamente, como tradición familiar utilizaban los productos del establecimiento para hacer conservas y guardar para todo el año. “Esto venía de una generación anterior a la mía,  después quisimos diversificar la producción que teníamos en el campo y lo que hacíamos normalmente para nosotros se convirtió en un emprendimiento económico”.

Para María Sara se trata de una forma de “proteger el palmar, porque al darle un valor agregado a su fruto, ya no va a ser solo un valor paisajístico sino que también tiene una utilidad económica y vale la pena conservarlo”.

Con el apoyo del LATU, se ha conseguido utilizar la fruta en formas antes impensables para ellos. Hoy Caseras de India Muerta tiene un total de 10 productos derivados del butiá. El más reciente es la fabricación de harina de la fibra del butiá.

Puertas adentro

El paraje rural de India Muerta es el más grande de Rocha. Hay arroyos, cuchillas y una represa en la que se saca buena pesca. Es una zona de sierras y un paisaje muy diferente al de la costa.  Para los que buscan contacto con la naturaleza, es un paseo espectacular para realizar en cualquier época del año.

Pero el gran diferencial que logró Caseras de India Muerta es esa combinación entre la producción y el disfrute. Niños y adultos de distintas partes del país recorren el establecimiento Los Timboes, donde está instalada la planta de elaboración.

El paseo es, además, una invitación a involucrarse con el fruto rochense. Los visitantes pueden ingresar a la planta para observar la  molienda de fibra de butiá, y terminar el recorrido con la degustación de productos variados. Es una forma de conjugar la tradición local de producción y consumo de este fruto con el turismo, dando a conocer y rescatando los recursos de la zona.

Ejemplo regional

En el sur de Brasil se creó un proyecto similar al Caseras de India Muerta llamado Sabor Nativo, donde utilizan las frutas nativas para realizar distintas producciones, aprovechándolas al máximo y ofreciéndole productos innovadores a la población. Es el tipo de emprendimientos que debería explotarse más en nuestro país, y por eso es tan grato conocer emprendimientos como el de India Muerta.

Información útil:

Los productos de Caseras de India Muerta se pueden encontrar en Punta del Este, Montevideo y Rocha.

Por contactos dirigirse a:

Dirección: Ruta 15, km 53
Teléfonos.: 44702367 / 094847017 / 099090189
E-mail.: contacto@caserasdeindiamuerta.com
Facebook: Caseras de India Muerta

fuente-casaseneleste

19° Festival Internacional de Jazz de Punta del Este

19° Festival Internacional de Jazz de Punta del Este, del jueves 08 al domingo 11 de enero de 2015, en la finca El Sosiego.

Como es tradición, cada una de las cuatro jornadas contará con tres conciertos de una hora de duración, comenzando antes de la puesta de sol y culminando round midnight.

Una vez más, los aficionados al jazz más exigentes del extremo sur de América tendrán a mano el raro privilegio de escuchar en vivo a un generoso número de verdaderos maestros del género, con el plus de verlos interactuar, compartiendo el escenario para interpretar algún standard emblemático o un set de temas en homenaje a ciertos compositores que han marcado la historia de “la más culta de las músicas populares”.

En este sentido, imperdible será el homenaje a Bill Evans (1929-1980) por cuenta del notable pianista estadounidense Bill Cunliffe, al frente de un cuarteto que completan el contrabajista Martin Wind, el saxo tenor Scott Robinson y nada menos que quien fuera baterista de Bill Evans: Joe LaBarbera.

Pero también es digno de destaque el tributo que Paquito D’ Rivera le brindará a su compatriota Chano Pozo (La Habana, 1915 – Nueva York, 1948), pionero en incorporar percusión afrocubana al bebop y autor de dos grandes clásicos del “jazz latino”: Tin Tin Deo y Manteca, popularizados por Dizzy Gillespie. Junto al combo de Paquito se presentará un virtuoso de la percusión como Pernell Saturnino, oriundo de Cura ao (ex Antillas Holandesas) y con una brillante trayectoria en Estados Unidos. …” – Francisco Yovino.

Programa

– Jueves 8

Amigos de “El Sosiego”

Diego Urcola / trompeta
David Feldman / piano
Popo Romano / bajo
Carlos Carli / batería
Nicolás Mora / guitarra

Invitados especiales
Gary Smulyan / saxo barítono
Pernell Saturnino / percusión

Donald Vega Cuarteto

Carl Allen / batería
Yasushi Nakamura / bajo
Donald Vega / piano

Invitado especial
Vincent Herring / saxo

Paquito D’Rivera presenta: Song for Maura con el Trío Corrente

Fabio Torres / piano
Paulo Pauleli / bajo
Edu Ribeiro / batería
Paquito D’Rivera / saxo & clarinete

– Viernes 9

Martin Wind Cuarteto

Bill Cunliffe / piano
Joe La Barbera / batería
Martin Wind / bajo
Scott Robinson / saxo tenor

Jeremy Pelt Cuarteto

Dany Grissett / piano
Peter Washington / bajo
Bill Stewart / batería
Jeremy Pelt / trompeta

Invitados
Grant Stewart / saxo tenor
Harry Allen / saxo tenor

Luis Perdomo Cuarteto

Johnattan Blake / batería
Hans Glawischnig / bajo
Mark Shim / saxo tenor
Luis Perdomo / piano

– Sábado 10

Jeremy Pelt Cuarteto

Dany Grisset / piano
Peter Washington / bajo
Bill Stewart / batería
Jeremy Pelt / trompeta

Donald Vega, Trio

Carl Allen / batería
Yasushi Nakamura / bajo
Donald Vega / piano

Super – Sax, Tributo a Med Flory

Alex Brown / piano
Eric Doob / batería
Zachary Brown / bass
Harry Allen / saxo tenor
Grant Stewart / saxo tenor
Paquito D’Rivera / saxo alto
Vincent Herring / saxo alto
Gary Smulyan / saxo barítono

– Domingo 11

Luis Perdomo Cuarteto

Johnattan Blake / batería
Hans Glawischnig / bajo
Luis Perdomo / piano
Mark Shim / saxo tenor – wind controller

Martin Wind Cuarteto – Homenaje a Bill Evans

Bill Cunliffe / piano
Joe La Barbera / batería
Martin Wind / bajo
Scott Robinson / saxo tenor

Paquito D’Rivera presenta: Homenaje a Chano Pozo

Alex Brown / piano
Eric Doob / batería
Zachary Brown / bajo
Pernell Saturnino / percusión
Diego Urcola / trompeta
Paquito D’Rivera / saxo alto

Entrada: USD 100 por día.

Caballos Arabes, Polo&Country Club en Punta del Este

 

Calificaciones, pruebas, un remate especial y también una carrera en Maroñas. Todo eso y más habrá durante la 31a Semana Internacional del Caballo Árabe, organizada por la Sociedad Criadores de Caballos Árabes del Uruguay (SCCAU).

Daniel Pastorino, presidente de la sociedad, informó a El Observador Agropecuario que se trata de una instancia “muy importante para todos los criadores de la raza”, a la que asiste público local, de Argentina, Brasil, Chile y Estados Unidos y, además, desde países europeos y árabes.

“La exposición reúne lo mejor de la cría nacional. Competirán animales nacidos en Uruguay de gran nivel y también dos yeguas y dos padrillos importados, los cuatro con campeonatos internacionales obtenidos”, comentó.

Todo comenzará el lunes 6 de enero en el Hipódromo Nacional de Maroñas, el día del clásico Gran Premio Ramírez, con una carrera exclusiva para caballos Árabes puros, patrocinada por el Stud Shadwell, con un importante premio que hizo que rápidamente se inscribieran 20 animales cuando el máximo de gateras es 14.

El resto de las actividades, en Punta del Este, se harán en las instalaciones del Polo & Country Club (ubicado en el km 172 de la ruta 10, camino a José Ignacio), “un lugar realmente maravilloso y con entrada gratuita”, señaló.

Durante el viernes 9 y sábado 10 se van a realizar las calificaciones y habrá diversas pruebas. En la jornada del sábado además se desarrollará el remate y darán tres premios especiales: al Mejor Criador del Año, al Mejor Caballo Árabe y a la Mejor Hembra de 2014.

Pastorino dijo que esta raza “vive un gran momento a nivel nacional. El nivel del plantel de animales que se presentan en las pistas es muy bueno. Estamos a la misma altura que Brasil en cuanto a calidad y por encima del resto de América Latina. Comparando con Estados Unidos y Europa, hay animales que pueden competir con ellos con posibilidades de obtener premios importantes”.

Añadió que “la evolución de la raza en los últimos años ha sido muy importante debido a que los criadores han apostado con mucha fuerza al mejoramiento genético. El uruguayo ama al caballo, no importa la raza, es caballista y el caballo Árabe viene demostrando que no solo es el más lindo, sino que sirve para todas las funciones, como tareas de campo, recreación, actividades deportivas como carreras de hipódromo, o el enduro donde se destaca por encima de cualquier otra raza, lo que ha hecho que el desarrollo de esta actividad haya generado un mercado muy interesante para los criadores”.

“Hoy la SCCAU está poniendo todas sus fuerzas en mostrar al caballo Árabe en sus distintas formas, difundiendo que es apto para todo tipo de actividad, y por sobre todo muy inteligente, aprende muy rápido lo que se le enseña. Acercarse al Árabe, ver su docilidad, inteligencia y belleza, hacen que uno aprenda por qué es la raza más antigua”, concluyó el presidente de la SCCAU.

Una de las atracciones: el remate

Tras la jura que estará a cargo del argentino Jorge Cóncaro, prevista para los días viernes 9 y sábado 10 de enero, se va a realizar el tradicional remate de la Semana Internacional del Caballo Árabe.

El mismo, el sábado 10, en el Polo & Country Club, tendrá una oferta de 20 ejemplares, todos muy destacados.

Las ventas estarán a cargo del escritorio Zambrano & Cía. Todos los detalles están en el portal www.zambrano.com.uy.

Fuente:marcapaisuruguay

José Ignacio, un lujo de Maldonado

Desde los 26 metros de altura del faro, queda claro cómo se ha extendido eso que alguna vez fue un peñón solitario. Hoy José Ignacio abarca unas 36 manzanas y la profundidad de campo desde allí arriba tiene por un lado el mar, claro, y por el otro una sucesión de casas, en general lujosas, en donde no hace tanto había solo dunas.

De ser el hábitat de un farero solitario, hoy este punto a unos 60 kilómetros al oriente de Punta del Este se ha vuelto en la última década un concurrido, aunque exclusivo, balneario internacional.

José Ignacio tiene unos 40 habitantes permanentes que en temporada alta (que para el lugar es entre el 26 de diciembre y el 5 de enero) puede volverse una población de 1.500 personas. En un sábado de enero de los lindos puede llegar a recibir unos 8.000 turistas que se van con la caída del sol. La capacidad hotelera no es muy grande, por lo que pasar un día de playa es el plan más común.

Ese interés mundial y la belleza natural, han hecho que los precios de alquiler y de venta sean de altos para arriba. El metro cuadrado (que hace 40 años podía costar tres dólares, según dice José Secco de la coqueta posada Paradiso) está en los mil dólares. Los padrones son de 800 metros, por lo que saque la cuenta de cuánto sale un terreno.

“En 2001, compré un terreno por 55.000 dólares”, dice una antigua pobladora del lugar. “Hoy vale un millón”.

Como solo se puede construir una casa por padrón, la disponibilidad para alquilar es poca. De acuerdo a Ignacio Ruibal, agente inmobiliario e integrante de la Liga de José Ignacio, en el cambio del año, las casas se alquilan entre 10.000 y 70.000 dólares la semana.

Hay quienes pueden pagarlos. Acaban de irse James Murdoch, el hijo y heredero de Rupert Murdoch (el dueño de Fox y el Wall Street Journal, entre otros kioscos), Elon Musk, el multimillonario creador de Paypal, el sistema de pagos online más popular del mundo, y Martin Sorrel, el CEO de WPP Group, una multinacional de la publicidad y las relaciones públicas.

Los principales clientes (y promotores) del balneario siguen siendo los argentinos y, este año, los brasileños que, como en Punta del Este se hicieron notar. También se ve mucho paraguayo, chileno, estadounidense y europeo. José Ignacio es un verdadero balneario internacional.

“Este es un punto especial en el mundo”, dice Clo Dimet, de Paradiso. “Dicen que es como la Ibiza de la década de 1980”. Su socio, Secco, la compara también como una combinación de los Hamptons (en la costa este estadounidense) y St. Tropez. Tienen cómo saberlo, ya que su principal clientela es gente de mundo que tiene cómo comparar el destino.

“Es un pueblito de campo pegado a la playa”, dice Ruibal, quien como integrante de la liga es uno de los principales promotores de mantenerlo así. Desde 1993, el lugar tiene una serie de regulaciones estrictas para la construcción o la llegada de inversionistas, algo que se consiguió gracias, dice, “a una comunidad muy participativa”. Como “el 99% de los compradores de José Ignacio son consumidores finales”, vienen con otro compromiso.

Ruibal llegó al lugar en 1972, cuando solo había unas pocas casas, principalmente de gente de Rocha. Cuando volvió a fines de la década de 1980, “sentí tanta paz” que decidió radicarse en el lugar. Desde entonces ha trabajado para difundir “la marca José Ignacio” que consiste en un pueblo rural sobre el mar, de carácter familiar y con baja densidad de población. Ha conseguido tentar a muchos.

Varios coinciden en un par de momentos que indicaron que la aldea estaba transformándose. Uno fue que empezaron a comprar casas algunos famosos y millonarios argentinos (Mirtha Legrand, Amalia Fortabat), y más acá personalidades mundiales como Shakira y el escritor inglés Martin Amis. También ayudó la llegada de negocios gastronómicos que revolucionaron el mercado. Hoy ese lugar es La Huella, que fue elegido en el puesto 17 en la lista de Los 50 Mejores Restaurantes de América Latina que publica la William Reed Business Media. La buena comida siempre es un llamador para turistas de todo el mundo y La Huella ha colaborado, coinciden, en poner a José Ignacio en el mapa del turismo mundial. Recientemente, además, la cadena Vik inauguró un vistoso hotel sobre la playa Mansa.

Este jueves soleado, hay mucha gente. Y en el estacionamiento de la Brava pegado al faro, hay muchos autos argentinos y uruguayos, varios paraguayos (que parecen haberse volcado en sus grandes camionetas a Punta del Este y alrededores) y un par de brasileros.

“De noche esto se vuelve un barrio”, dice Ruibal, para quien eso es parte del éxito internacional del balneario. “En la plaza pueden estar jugando el hijo del magnate con el del comisario”, dice. El ambiente es familiar y la prohibición de abrir discotecas ayuda a la calma del lugar. Los extranjeros encuentran el encanto de lo distinto de un lugar que, dice Ruibal, “está tan lejos y tan cerca”.

“Es una aldea de lujo”, dice Clo Dimet, quien como muchos de los que viven o trabajan allí adora el lugar. Y mientras lo dice sirve la que, dice, es la mejor torta rogel del mundo. Tiene razón. Pero, más allá de los méritos indudables de su reposteria, todo en José Ignacio —la naturaleza, las casas, la playa, el faro, el mar— tiene una justificada tendencia a lo superlativo.

RURAL Y LUJOSO

Como bien dicen algunos de los entrevistados, José Ignacio es una combinación de lujo, ambiente rural y cierto aire de pueblo. En los últimos años han aparecido emprendimientos que lo han modernizado (el hotel Vik, por ejemplo) y hay tiendas sofisticadas (Matute) junto a la tradicional despensa de Manolo, una institución local. Es un balneario exclusivo, sí, pero también un hermoso lugar para visitar en plan gasolero. Y de paso cruzarte con alguna celebridad de las que andan por ahí tan lejos y tan cerca del mundo.

HISTORIAS

Un lugar donde los terrenos no valían nada

“Toda la gente que llegaba aquí era por la pesca”, dice María José Machado, hija de uno de los primeros pobladores de la zona. En esa época vivían 40 personas todo el año (igual que ahora) y “era el centro de todo un área rural”. Aún en la década de 1960, recuerda, “había una oficina de Aduanas para controlar que la gente no se llevara nada de los barcos encallados”. También estaba la policía, un almacén, un bar y la plaza “pero no muy definida”, apenas una manzana vacía.

Para los trámites, las compras y la escuela había que ir a San Carlos, de donde venía a pescar mucha gente “pero en general eran solo los locatarios”, hasta la década de 1980 cuando dejaron de ser tres o cuatro casas por manzana para comenzar un boom de construcción y el “malón” de turistas. Una de las primeras en instalarse, recuerda Machado, fue la princesa Laetitia DArenberg. Hasta mediados de la década de 1980, no había luz ni agua.

“Los terrenos no valían nada”, dice Machado. Aún en la década de 1980 se los podía permutar por un Chevette. Su padre fue propietario, por ejemplo, del único ómnibus que llegaba al lugar que usaba para venir con sus amigos a pescar. Así de provinciano era todo.

Comienza el festival de cine del balneario

Uno de los grandes eventos culturales de la temporada ocurren en el balneario y en Pueblo Garzón. Se trata del José Ignacio International Film Festival que es definido por sus organizadores como “una propuesta de vanguardia que propone la proyección de películas de prestigio y reconocimiento internacional”.

Se realiza en tres lugares: dos en José Ignacio (la Bajada de los Pescadores y la Chacra “La Mallorquina” y en la Estación de trenes de Pueblo Garzón.

La programación de este año incluye películas que no han sido estrenadas en Uruguay y vienen con mucho prestigio como Force Majeure de Ruben Ostrund, Mommy del canadiense Xavier Dolany Listen Up Philip de Alex Ross Perry. A eso hay que sumar una exhibición especial de la chilena Neruda de Manuel Basoalto y la uruguaya Retrato de un comportamiento animal de Florencia Colucci y Gonzalo Lugo. Conviene chequear el lugar de las exhibiciones en el sitio del festival www.joseignaciofilmfestival.com.

 fuente elpais

Agenda deportiva en Punta del Este 2015

Punta del Este es un balneario para todos los públicos. Mientras miles de personas llegan a descansar, otras vienen a divertirse en la noche y muchas aprovechan a realizar (o ver) deportes. En este sentido, el principal balneario ofrece una agenda cargada de disciplinas para todos los gustos.

Una de las principales será el Sudamericano Sub 20 de fútbol. Este certamen, que también se jugará en Colonia y Montevideo, tendrá en el Campus de Maldonado la participación de Uruguay en la fase de grupos. Su debut será ante Colombia el jueves 15 de enero a las 20:00 horas.

Como este certamen se juega cada dos días, el sábado 17 el equipo de Fabián Coito hará su segunda presentación ante Brasil. Luego lo hará ante Chile el miércoles 21 de enero y cerrará su participación en la fase de grupos frente a Venezuela el viernes 23.

El golf es otra de las actividades muy elegidas. El golpe inicial lo dio Diego Forlán, quien jugó el pasado viernes en un evento a beneficio de la fundación de su hermana, en La Barra Golf Club. Allí se disputará uno de los torneos más importantes: el Abierto de La Barra, entre el 9 y el 11 de enero, en su edición número 21.

En el Club del Lago (Ruta Interbalnearia, kilómetro 116.500, Portezuelo) se ofrecen una escuela de verano, con tres clases gratuitas para niños y adultos.

En cuanto a deporte aventura, hay distintas empresas en Punta del Este que realizan actividades de mountain bike, una disciplina en el que un ciclista viaja por caminos sinuosos en montañas o campos.

Bike Tours Uruguay ofrece un paseo guiado para esta actividad durante cinco horas y a 70 dólares. Según contó su organizadora a El País, parten desde Punta del Este, pasan por Punta Ballena y recorren el Arboretum Lussich.

Desde hace varios años también se hacen saltos en paracaídas todos los días en el Aeropuerto del Jagüel. La actividad cuesta $ 4.500 por persona. Quienes deseen recibir un vídeo deben pagar $ 800 adicionales. Según contó el coordinador de esta propuesta, pueden participar personas de todas las edades.

En cuanto a las actividades acuáticas, el Yacht Club de Punta del Este ofrecerá una escuela de vela para jóvenes y adultos que transmitirá a los futuros timoneles los conocimientos básicos de la navegación. Luego, se hará un adiestramiento para participar en regatas nacionales e internacionales.

También habrá un curso en optimist para niños de entre 9 y 12 años que se iniciará el 5 de enero y finalizará el 15.

Además, en la primera quincena de enero se disputará la primera fecha del circuito uruguayo de surf, que se desarrollará en la playa Montoya de Punta del Este. La segunda se realizará en lo que quede de enero, pero todavía resta definir si ocurrirá en Punta del Este o Rocha. La actividad continuará en febrero y marzo con la tercera y cuarta fecha.

fuente-elpais

Pizza CERO inaugurará nueva temporada en Punta del Este

Luego de más de 10  años de éxito absoluto en el destino top de Punta del Este, Pizza Cero presenta una vez más la conjugación ideal entre una gastronomía de primer nivel
y una propuesta de coctelería Premium.

Una vez más, como todos los veranos desde hace más de 10 años, Pizza CERO inaugurará  el próximo 21 de Diciembre una nueva temporada en Punta del Este, el balneario más exclusivo de Sudamérica. Su local se encuentra situado en un lugar estratégico de la Barra de Maldonado, sobre la Ruta 10, rodeado de locales de primer nivel y en lo que se reconoce como la zona comercial de mayor crecimiento en los últimos años.

Esta sucursal es la versión “playera” del histórico porteño ubicado sobre Av. Del Libertador y Tagle y cuenta con cuatro áreas bien diferencias. En el frente se despliega un deck con vista preferencial a todo lo que transcurre en la calle: el desfile permanente de los mejores autos y camionetas y todos los personajes que rematan el glamour de este destino top, tanto en sus idas a las playas durante el día, como por las noches luciendo los mejores outfits para deslumbrar en los bares y restaurantes. Con una clara predominancia de los colores claros, el deck capta la atención de todo aquel que transite por allí e invita a relajarse en sus livings con mesas bajas, o en sus banquetas altas para estar a la altura de lo que allí se sucede. Al ingresar los ítems a destacar del  salón principal son la cabina del DJ y la imponente barra de tragos que ya se ha vuelto un ícono de la noche esteña con sus exquisitos cocktails: Negroni, gin, cinzano, campari, rodajas de naranja; Old Fashioned, whisky bourbon, bitter angostura, azúcar, rodajas de naranja, soda; Pisco Sour Saborizado, pisco, sour mix, Campari, jarabe de goma; Italian Rose, Campari, hojas de menta, jugo de arándanos, espumante rosado.

Un largo e impecable sillón recorre el salón de punta a punta con mesas y sillas, acompañando la sintonía “total White”. Al atravesar el salón, uno se encuentra con otro deck con mesas al aire libre y un hermoso jardín cuidado en sus mínimos detalles y con una hermosa cascada de agua.  En la parte más alta e inmerso en este magnífico oasis de estilo Zen, se encuentra el bar CERO, ambientado con mesas bajas y una espectacular decoración con muebles de estilo, cañas, velas, palmeras, flores y telas que flamean al compás del viento. Al final de este recreado edén esteño, una puerta se comunica a la Rocha Art Gallery, del consagrado Oscar Rocha, una invitación a emprender un recorrido gourmet y cultural prácticamente en el mismo lugar.

La propuesta gastronómica, en sintonía con el aire de verano que allí se respira consiste en preparaciones que se han convertido en un must del after beach como las rabas y las miniaturas de pescado. En línea con su propuesta de Buenos Aires, CERO Punta del Este ofrece su incomparable propuesta de sándwiches gourmet y sus pizzas, un ícono desde hace más de 30 años: Rúcula & Parmesano; Anchoas & Especias; Mozzarella, rúcula y brie, entre otras.

Fecha de Apertura: 21 de Diciembre.
Dirección: Ruta 10, Km 160 – La Barra de Maldonado, Punta del Este, Uruguay.
Tel: +59842770507/ Mail: info@pizzacero.com.ar
Medios de pago: Principales Tarjetas de Crédito (Visa, Master Card y Amex), y efectivo: dólares, reales, pesos uruguayos y pesos argentinos.
Días y horarios de apertura Cocina: Todos los días de 19 hs a 01:00 hs.  Los días nublados abrirán también durante el mediodía.
Días y horarios de apertura Bar: Todos los días de 19 hs al cierre.

Club de jazz y restaurante “Medio y Medio”

El reconocido club de jazz y restaurante “Medio y Medios”, ubicado a 100 metros de la playa Portezuelo, en Punta Ballena (Maldonado), a lo largo de todos estos años, se ha destacado por ser un espacio ligado a la alta gastronomía de autor y a una programación artística de prestigio.

Dicho lugar cuenta con dos escenarios: un cálido y acústico auditorio interior para 100 localidades bajo el nombre de “Escenario Fattoruso” y un anfiteatro en pleno bosque exterior para 300 espectadores, bajo el nombre de “Escenario Parque”.

La programación para cada temporada reúne a los principales exponentes de la música popular de la región. Entre las principales figuras que ya han pasado por sus escenarios figuran: Jaime Roos, Hermeto Pascoal, Luis Alberto Spinetta, Rubén Rada, Joao Bosco, León Gieco, Fernando Cabrera, Liliana Herrero, Yamandú Costa, Litto Nebbia, Hugo Fattoruso, Leny Andrade, Fabiana Cantilo, entre otros.

Además, se han registrado en vivo y editado cuidados trabajos discográficos en el marco de la serie “en vivo en Medio y Medio”: Trío Fattoruso, Mariano Otero Quinteto, Trío Ibarburu, entre otros.

En ese marco, “Medio y Medio” –que lleva el nombre debido a la tradicional bebida uruguaya-, año a año, presenta lo más valioso de nuestras músicas populares en uno de los entornos naturales más bellos de Punta del Este.

Comida de autor y música de calidad

Además, la cocina de autor está bajo la batuta de Graciela Ferreres, reconocida chef del Uruguay; quien ha impulsado el proyecto de cocina orgánica en Punta del Este. La carta tiene más de 80 platas elaborados con productos uruguayos.

Paralelamente, Leandro Quiroga Ferreres, el director de la productora LQF MUSIC (representante de artistas tales como Jaime Roos, Hermeto Pascoal y Julieta Rada), es el responsable artístico del lugar y del festival, que en 2015 llega a su 19ª edición, de los cuales 14 fueron organizados por Quiroga.

Él selecciona a los artistas que componen la grilla, basado en la experiencia que tiene de tantos años vinculado con la música, y buscando mantener la identidad de esta actividad.

Fuente-republica