La Miel

La miel es una sustancia elaborada por las abejas a partir del néctar de las flores en las que liban y que nos brinda un sinfín de propiedades medicinales
¿Qué es la miel?
La miel es una sustancia elaborada por las abejas a partir del néctar de las flores en las que liban. Néctar que deshidratan para evitar fermentaciones y al que añaden enzimas. Existe también miel como el de la encina, cuya procedencia no es el néctar de las flores sino las secreciones de algunas plantas. Las abejas la depositan en las celdillas de los panales que después sellan para su almacenamiento. La miel es junto al polen el alimento cotidiano de toda la colonia.

¿Cuáles son las propiedades de la miel?
La miel es un alimento ideal para niños, estudiantes, ancianos, convalecientes y deportistas.
Problemas de hipertensión e hipotensión, problemas cardíacos, artritis, reuma, estreñimiento, dispepsia, acidez e insomnio.
Descongestionar bronquios y pulmones y suavizar la garganta.
Aftas bucales (en enjuagues).
La miel para uso cosmético por sus propiedades suavizantes y antiinflamatorias.
La inflamación de las hemorroides (en uso externo).
Al ser una alimento alcalino no suele causar problemas de asimilación en personas con disfunciones digestivas, siendo de gran ayuda en la cicatrización de úlceras de estómago y duodeno.
Su riqueza en potasio la convierte en bactericida, impidiendo el desarrollo de caldos de cultivo, por lo que se utiliza desde la antigüedad como conservante de alimentos y de platos cocinados, a los que enriquece con su sabor.
La miel actúa como un eficaz desinfectante y cicatrizante de heridas.
Su composición mayoritariamente de azúcares la convierten en un producto energético que permite la alimentación muscular inmediata, siendo por ello no solo de utilidad a deportistas, sino a personas aquejadas de una musculatura deficiente, incluido el miocardio, por lo que resulta ideal para personas mayores con problemas cardíacos y convalecientes.
Información nutricional de la miel
Está compuesta de un 20% aproximado de agua.
Un 80% de hidratos de carbono procedentes de sus azúcares: 38% de fructosa, 32% de glucosa, 5% de sacarosa, 7% de maltosa y el resto de isomaltosa, erlosa, rafinosa y otros (cada cucharita de 4 gr. aproximados de miel contiene 1g. de glucosa).
La miel proporciona unas 330 cal/100 gr.
Sales minerales de fácil asimilación ricas en: potasio, calcio, hierro, fósforo, magnesio, manganeso y cobre.
Las vitaminas presentes en la miel, aunque en pequeñas dosis, a diferencia de las presentes en frutas y verduras, no se pierden de una forma rápida en su almacenamiento, sino que se conservan durante largo tiempo. Destacan la vitamina A, C, D, E, K, y el grupo B.
Muy rica en Enzimas: diastasa, amilasa, invertasa, catalasa, peroxidasa y lipasa.
Ácidos orgánicos: málico, vínico, cítrico, láctico, oxálico, fosfórico, acético y fórmico. Este último le confiere sus propiedades antisépticas.
¿Sabías que la miel…?
Para que la miel conserve todos sus nutrientes y propiedades es primordial la forma de su extracción y manipulado. La miel debe ser extraída por prensado o centrifugado tras sus desoperculación y calentada a una temperatura inferior a 45º C para poder proceder a su filtrado con el que se eliminen sus impurezas. De esta forma la miel cristalizará al poco tiempo según sus azúcares de una forma más o menos irregular pudiendo ser granulada o pastosa.

Su color oscilará de un ámbar claro a un castaño oscuro dependiendo de su procedencia. Cuanto más oscura es la miel, más rica es en minerales y vitaminas B y C. Por ello son las más indicadas para personas anémicas y convalecientes, como reconstituyentes y para aumentar la hemoglobina, siendo elegidas por deportistas, niños y mujeres. Cuanto más clara es, más rica es en vitamina A.
mielar.com

FacebookTwitterGoogle+Compartir

El Reishi para tratar las alergias

Para tratar las alergias existen muchos remedios, tanto naturales como químicos, pero en este artículo hablaremos del Reishi y sus múltiples ventajas.
¿Sabías que el Reishi es un hongo y que además de para tratar las alergias tiene otros beneficios?

El Reishi (Ganoderma lucidum) es uno de los hongos más conocidos ya que además de venir siendo usado por la Medicina Tradicional China desde hace siglos como remedio natural para múltiples dolencias ha sido sometido en los últimos años a múltiples estudios.
Japón ha sido, sin duda, uno de los países que más ha investigado sobre la efectividad de los hongos para curar diferentes enfermedades.

Las alergias
Las alergias, bronquitis crónicas de tipo alérgico, el asma y dermatitis de contacto suelen activarse, en la mayoría de los casos, cuando nuestro organismo entra en contacto con un alergeno (polen, pelo de algunos animales, polvo, humedad, etc.) que nos hace liberar histamina. El estrés, la ansiedad o un bajo nivel de defensas colaboran en desencadenar o agravar las alergias.

¿Qué aporta el Reishi para tratar las alergias?
El Reishi es rico en una serie de compuestos muy interesantes para tratar las alergias:

Triterpenoides: hacen la función de antiinflamatorios naturales que desinflaman el aparato respiratorio calmando y suavizando las molestias respiratorias.
Ácidos ganodéricos: reducen la liberación excesiva de histamina y disminuyen a la vez la tendencia o predisposición a las alergias.
Lanostina: tonifica las glándulas suprarrenales mejorando así nuestra respuesta ante las alergias. Los síntomas serán más cortos en su duración y su intensidad.
Gran efecto antioxidante: el hecho de fortalecer nuestro sistema inmunológico terminan por hacer del Reishi un remedio natural muy eficaz para tratar las alergias evitando esa tendencia y disminuyendo sus síntomas o molestias (sensación de ahogo, picores, estornudos, cansancio, congestión nasal, etc.).
Estudios realizados
La ventaja del Reishi para tratar las alergias es que ha sido sometido, como ya hemos comentado, a múltiples estudios.
El profesor Kazuo Yamazaki de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Hiroshima; el Dr. Michinori Kubo del Centro de Medicina de Kinki, los doctores Shigeru Arichi Hayashi Teruaki o el Dr. Andrew Weil, de la Universidad de Harvard son sólo algunos de los muchos especialistas que han estado estudiando la eficacia del Reishi para tratar las alergias y otras enfermedades relacionadas.

Conclusión sobre el Reishi para tratar las alergias
Aunque la Medicina Tradicional China ya hace siglos que ha comprobado que el Reishi va bien para tratar las alergias siempre es un motivo de alegría que la ciencia o medicina actual lo confirme ya que es un modo de que más médicos y pacientes piensen en los remedios naturales para tratar sus dolencias sin efectos secundarios.

Presentación del Reishi
El Reishi se suele conseguir en la mayoría de países en forma de cápsula o comprimido y se suele vender en farmacias y herbolarios. La dosificación, como siempre, dependerá de cada caso.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este articulo tiene una función meramente informativa.
Autor: Josep Vicent Arnau
Naturópata y Acupuntor
Articulista de Enbuenasmanos

Cáncer de la próstata

¿Qué es la glándula prostática?
La glándula prostática es parte del sistema reproductor masculino (ver el diagrama de abajo). La próstata fabrica un líquido que se mezcla con el esperma y otros líquidos durante la eyaculación. Una próstata normal es del tamaño de una nuez.

¿Qué es el cáncer de la próstata?
Cáncer es cuando las células del cuerpo crecen fuera de control. El cáncer de la próstata es un grupo de células anormales en la próstata.

El cáncer de la próstata puede ser agresivo lo cual significa que crece rápidamente y que se expande a otras partes del cuerpo. Cuando el cáncer se expande los médicos dicen que el cáncer ha hecho “metástasis”. O puede ser un cáncer que crece lentamente y que se queda en la próstata causando pocos —si es que causa— problemas. Tres de cuatro casos de cáncer de próstata son del tipo de crecimiento lento que es relativamente inofensivo.

¿Quién tiene riesgo de sufrir cáncer de la próstata?
El cáncer de la próstata es el tipo de cáncer más común encontrado en los hombres estadounidenses aparte del cáncer de la piel. La American Cancer Society ( Asociación Estadounidense para el Cáncer) estima que en este año habrá cerca de 179.300 nuevos casos de cáncer de próstata en los E.U.A. y que cerca de 37.000 hombres morirán de esta enfermedad. Para un hombre estadounidense el riesgo de por vida de morir de cáncer de la próstata es de 3,4%.

A pesar de que a los hombres de cualquier edad les puede dar cáncer de la próstata, éste, más frecuentemente, ocurre en hombres mayores de 50 años. De hecho, más de ocho de diez hombres con cáncer de próstata tienen más de 65 años.

Los hombres afro-americanos tienen un riesgo mayor que los hombres caucásicos. Los hombres con antecedentes familiares de cáncer de la próstata también tienen un mayor riesgo. Antecedentes familiares significan que su padre o que un hermano ha tenido cáncer de la próstata.

Síntomas posibles de cáncer de la próstata
Llame a su médico su usted tiene alguno de estos síntomas:

Dificultad para comenzar a orinar
Menos fuerza en el chorro de orina
Goteo después de terminar de orinar
Ganas de orinar frecuentemente
Sangre o pus en la orina
Dolor o sensación de ardor al orinar
Dolor con la eyaculación
Dolor en la cadera o en la espalda que no desaparece con el tiempo

¿Cómo me examina la próstata mi médico?
Su médico puede examinarle la próstata metiéndole un dedo enguantado y lubricado unas pulgadas dentro del recto para sentir su glándula prostática. Esto se llama un examen rectal digital. Una próstata normal se siente firme. Si existen partes duras en la próstata su médico puede sospechar cáncer.

¿Qué es la prueba PSA o APE?
Otra forma de chequear el cáncer de la próstata es con una prueba de sangre llamada PSA o APE. PSA es la abreviación en inglés de “prostate specific antigen” y APE es la abreviación en español de antígeno prostático específico. Los hombres que tienen cáncer en la próstata pueden tener un nivel de APE en su sangre más elevado. Sin embargo, el nivel de APE también puede ser más alto por cuenta de otras causas menos graves tales como infección.

¿Quién deberá hacerse una exploración selectiva?
Una exploración selectiva significa buscar el cáncer antes de que éste cause síntomas. Algunos médicos recomiendan que los hombres con alto riesgo —los hombres de origen afro-americano y aquellos con antecedentes familiares de cáncer de la próstata— deberían hacerse una exploración selectiva.

Los médicos no se han puesto de acuerdo acerca de si se necesita hacer la exploración selectiva en hombres que no tienen un factor de riesgo alto. La American Cancer Society (Asociación Estadounidense para el Cáncer) la recomienda para todos los hombres mayores de 50 años. El National Cancer Institute (Instituto Nacional de Cáncer de los EE. UU.). U.S. Preventive Task Force (Grupo estadounidense de servicios preventivos) y la American Academy of Family Physicians (Academia Estadounidense de Médicos de Familia) piensan que la opción debe dejarse abierta para que cada individuo decida junto con su médico.

¿Cuáles son las desventajas de la exploración selectiva?
Una de las razones por las cuales los médicos están en desacuerdo acerca de la exploración selectiva es que a pesar de que cuando ésta se utiliza para cáncer de próstata identifica muchos casos de cáncer, también identifica condiciones que no son cáncer. Esto significa que algunos hombres tendrán que someterse a una serie innecesaria de pruebas y preocupación para asegurarse de que no tienen cáncer.

Además, la exploración selectiva con el APE detecta muchos casos de cánceres de crecimiento lento que causan pocos —si es que los causan— problemas. A pesar de que estos cánceres pueden ser tratados no existe prueba alguna de que el tratamiento ayuda a los hombres a vivir más tiempo. Y el tratamiento puede resultar peor que el cáncer mismo. El tratamiento puede causar problemas serios tales como impotencia (incapacidad para mantener la erección) e incontinencia, es decir, pérdida de orina.

¿Cómo decido si hacerme o no la exploración selectiva?
Hable con su médico. Y piense si en realidad a usted le gustaría saber si tiene cáncer. Puesto que muchos casos de cáncer de la próstata no causan problemas ni acortan la vida del hombre, algunos hombres prefieren no tener la preocupación de saber que tienen cáncer.

Si usted piensa que quisiera saber si tiene cáncer de la próstata, hágase la pregunta de si usted desearía recibir tratamiento. Hable con su médico acerca de los riesgos conocidos y de los beneficios del tratamiento que son inciertos.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para el cáncer de próstata?
Una opción es “esperar atentamente”. Esperar atentamente significa dejar el cáncer quieto y visitar al médico con regularidad de modo tal que él o ella pueda hacer un seguimiento del cáncer. Esta puede ser una buena opción para hombres mayores de edad con cáncer de crecimiento lento. Aun sin tratamiento, estos hombres típicamente pueden esperar vivir tanto como los hombres que no tienen cáncer de la próstata. En cualquier momento durante el período en que se espera atentamente usted puede decidir cambiar a otro tipo de tratamiento.

La cirugía, radiación y medicamentos son otras opciones de tratamiento. Éstas pueden curar el cáncer de la próstata si éste se detecta temprano. Sin embargo, estos tratamientos pueden causar problemas graves tales como impotencia e incontinencia. La cirugía o radiación pueden ayudar a tratar los cánceres más agresivos que se encuentran más frecuentemente en hombres de edad media.
familydoctor.org

Osteoporosis

¿Qué es la osteoporosis?
En la osteoporosis, la parte interna de los huesos se vuelve porosa por pérdida de calcio (ver el diagrama de abajo). Esto se llama pérdida de la masa ósea. Con el tiempo, esto debilita los huesos y hace que tengan más probabilidad de partirse.

La osteoporosis es mucho más común en mujeres que en hombres. Esto es porque la mujer tiene menos masa ósea que el hombre, tiende a vivir más tiempo y absorbe menos calcio y necesita de la hormona femenina estrógeno para mantener los huesos fuertes. Si los hombres viven los suficiente, también tienen riesgo de que les de osteoporosis cuando estén viejos.

Una vez que la masa ósea total ha alcanzado su pico —alrededor de los 35 años de edad— todos los adultos comienzan a perderla. En la mujer, la velocidad de la pérdida ósea se acelera después de la menopausia cuando los niveles de estrógeno disminuyen. Puesto que los ovarios fabrican estrógeno, puede ocurrir una pérdida ósea más rápida si ambos ovarios son removidos por medio de cirugía.

¿Cuáles son las señas de la osteoporosis?
Puede que usted no sepa que tiene osteoporosis hasta que no tenga señas graves. Las señas incluyen huesos rotos, dolor en la parte baja de la espalda o una espalda jorobada. Además, usted también puede irse encogiendo con el tiempo puesto que la osteoporosis puede hacer que sus vértebras (los huesos de su columna) se colapsen. Estos problemas tienden a ocurrir después de que ya se ha perdido una cantidad grande de calcio en los huesos.

¿Tengo riesgo de tener osteoporosis?

Ver el cuadro a mano derecha para una lista de cosas que la ponen en riesgo de osteoporosis. Entre más cosas se apliquen a usted mayor es su riesgo. Hable con su médico de familia acerca de los factores de riesgo que usted presenta.

¿Voy a necesitar un examen de densidad ósea?
Hable con su médico. En muchas mujeres la osteoporosis —o el riesgo de tenerla— se puede diagnosticar sin hacer este examen. Cuando es apropiado hacer la prueba, los médicos usan un equipo que toma “una fotografía” de los huesos para ver si se están haciendo porosos.

¿Y qué hay con respecto a la terapia de reemplazo hormonal?
La terapia de reemplazo hormonal (TRH) es un manera de prevenir la osteoporosis o de impedir que esta empeore.

En la TRH usted toma hormonas (estrógeno y progestina juntas, o estrógeno solamente) para contrarrestar la disminución de estrógeno que ocurre durante la menopausia o cuando los ovarios son removidos por medio de cirugía.

Las mujeres que toman TRH tienen un mayor riesgo de tener cáncer de mama (seno), ataque al corazón, derrame, coágulos de sangre graves y enfermedad de Alzheimer.

Muchos médicos ahora recomiendan que sus pacientes que toman TRH dejen de hacerlo para prevenir la osteoporosis.

Factores tales como el historial de su salud y el historial de la salud de su familia van a ser bastante importantes al considerar los riesgos y beneficios de la TRH. Hable con su médico acerca de si ésta es adecuada para usted.

¿Qué es la calcitonina?
Calcitonina (algunos nombres de marca: Calcimar, Miacalcin) es una hormona que ayuda a prevenir la pérdida adicional de hueso y reduce el dolor que algunas personas tienen por causa de la osteoporosis.

La calcitonina se puede tomar en forma de inyección o como un aerosol nasal. Su efecto secundario más común es la náusea.

¿Qué son el alendronato y el risedronato?
El alendronato (nombre de marca: Fosamax) y el risedronato (nombre de marca: Actonel) no son hormonas pero se usan para ayudar a prevenir y tratar la osteoporosis. Estos medicamentos ayudan a reducir el número de fracturas de la columna disminuyendo la velocidad de la pérdida ósea. El efecto secundario más común con estos es el malestar estomacal.

¿Qué es raloxifeno?
El Raloxifeno (nombre de marca: Evista) es un medicamento que se usa para prevenir y tratar la osteoporosis aumentando la densidad ósea. No es una hormona pero asemeja algunos de los efectos del estrógeno. Las efectos secundarios pueden incluir las calenturas y el riesgo de coágulos sanguíneos.

¿Qué es el teriparatide?
El teriparatide (nombre de marca: Forteo) es una nueva hormona sintética inyectable que se usa una vez por día para el tratamiento de la osteoporosis. Hace que crezca hueso nuevamente. Los efectos secundarios comunes pueden incluir náusea, mareo y calambres en las piernas.

¿Cuánto calcio necesito?
Antes de la menopausia usted necesita aproximadamente 1.000 mg de calcio cada día. Después del menopausia, usted necesita 1.000 mg de calcio cada día si está tomando estrógeno y 1.500 mg de calcio cada día si usted no está tomando estrógeno.

Usualmente es mejor tratar de obtener el calcio a partir de los alimentos. Los productos lácteos sin grasa y con un bajo contenido en grasa son buenas fuentes de calcio. Otras fuentes de calcio incluyen granos secos, sardinas y brócoli.

Cada uno de los siguientes contiene aproximadamente 300 mg de calcio: 1 taza de leche o de yogur, 2 tazas de brócoli, o 6 a 7 sardinas.

Si usted no obtiene suficiente calcio a partir de la comida que come su médico puede sugerirle que tome una tableta de calcio. Tómelo a la hora de la comida o con un trago de leche. La vitamina D y la lactosa (el azúcar natural en la leche) le ayudan a su cuerpo a absorber el calcio.

Consejos para tener huesos fuertes
Haga ejercicio.
Coma una dieta bien balanceada con al menos 1.000 mg de calcio diarios.
Deje de fumar. Fumar hace que la osteoporosis empeore.
Hable con su médico acerca de la TRH u otros medicamentos para prevenir o tratar la osteoporosis.
familydoctor.org

La cebolla

La cebolla estimula el apetito y regulariza las funciones del estómago, es diurética, por lo tanto es un medio importante, como depurativo del organismo.
También es muy buena para todas las afecciones respiratorias, cuando tenemos tos, catarro, resfrio, gripe, bronquitis, si nos preparamos el jugo de 1 cebolla junto con el jugo de 1 limón y 2 cucharadas de miel y lo tomamos caliente nos ayudará a recuperarnos. No debemos olvidar que las cebollas crudas o cocidas o también su jugo, funcionan muy bien en caso de estreñimiento. Es un gran desinfectante, por lo tanto comerla sobre todo cruda, nos ayuda a protegernos contra las enfermedades infecciosas.. Otras de sus propiedades es que nos ayuda a combatir la caspa y la caída del cabello, haciéndonos fricciones en la cabeza, con su jugo frecuentemente. Contiene vitaminas y sales minerales, azufre, fósforo, hierro, calcio, sodio, magnesio etc….. Para aquellos que son diabéticos, incorporar la cebolla a su tratamiento es muy importante ya que ellos necesitan depurar su sangre y la cebolla ayuda a depurarla, desinfectándola, ya que actúa eliminando las impurezas de la sangre, tornándola más limpia y pura y por lo tanto con más defensas. Como punto final les sugerimos, aprovechando de la generosidad y de los conocimientos del Señor Kozel, esta fórmula sencilla para ayudarnos a limpiar y rejuvenecer nuestro cutis.

Extraer el jugo de una cebolla cruda y aplicarlo una o dos veces seguidas, sobre el rostro, masajeándolo hasta que lo absorba totalmente. Este procedimiento embellece nuestro rostro. No desaprovechemos esta oportunidad ya que es fácil, rápida, económica e inofensiva

La cebolla, sana y nutritiva, esconde numerosas propiedades medicinales entre sus capas y además resulta muy versátil en la cocina.
La cebolla es rica en minerales y oligoelementos: calcio, magnesio, cloro, cobalto, cobre, hierro, fósforo, yodo, níquel, potasio, silicio, cinc, azufre, bromo, … También abundan la vitaminas A, B, C y E.

Además alberga un aceite esencial que contiene una sustancia volátil llamada alilo, con propiedades bactericidas y fungicidas.
Es interesante su contenido en glucoquinina, una sustancia hipoglicemiante considerada la «insulina vegetal», pues ayuda a combatir la diabetes.

Sus enzimas favorecen la fijación de oxígeno por parte de las células, colaborando en la función respiratoria.
En cuanto a sus componentes principales son: agua (89%), glúcidos (8,6 g), fibra (1,6 g), proteínas (1,2 g) y grasas (0,2 g), con 38 calorías por 100 g.

De todo lo expuesto anteriormente se puede deducir que la cebolla:

Estimula numerosas funciones orgánicas, pues
es diurética, cardiotónica e hipoglucemiante.
Tiene asimismo propiedades antisépticas y emenagogas (regulación del ciclo menstrual).
Reduce, al igual que el ajo, la agregación plaquetaria (peligro de trombosis), así como los niveles de colesterol, triglicéridos y ácido úrico en la sangre.
De manera general, favorece el crecimiento, retrasa la vejez y refuerza las defensas orgánicas, sobre todo frente a agentes infecciosos.

Las indicaciones terapéuticas de la cebolla son:

Edemas, oligurias (escasa formación de orina); congestión de los órganos pelvianos en la mujer y prostatismo en el hombre.
Enfermedades infecciosas; convalecencia; astenia.
Trastornos cardiacos; hipertensión; arteriosclerosis.
Resfriados, gripe, bronquitis y tos.
Digestiones lentas y flatulencia con hipoclorhidria (disminución de jugos gástricos, pero se desaconseja en caso de hiperclorhidria y ardores).

Fermentaciones intestinales; estreñimiento; parásitos intestinales.
Nerviosismo, insomnio, depresiones menores.
Diabetes; reumatismo; obesidad y celulitis.

Propiedades medicinales:

Uso interno

Circulación: La presencia de aliina, aunque en menor cantidad que en el ajo, la hace muy importante en otorgar a esta planta propiedades antitrombóbitas
( no formación de coágulos en la sangre ) por lo que resulta muy adecuada para fluidificar la circulación sanguínea y evitar o luchar contra las enfermedades circulatorias siguientes: arteriosclerosis, colesterol, hipertensión, angina de pecho y otras relacionadas con una mala circulación como las hemorroides. ( Macerar 300 gr. de cebolla en un litro de agua durante 12 horas. Tomar tres vasos al día)

Diurético: Favorece la eliminación de líquidos corporales, siendo muy adecuada en casos de reumatismo, gota, hidropesía, edemas, y vejiga. ( 3 copitas al día de la maceración de 50 gr. de cebolla machacada en un litro de vino)

Bactericida: Por su contenido en compuestos ricos en azufre, es , junto con el ajo, uno de los mejores remedios naturales para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio ( gripe, bronquitis, faringitis, etc..) y digestivo putrefacciones intestinales, diarrea, etc…) ( Jarabe de cebolla: Decocción durante una hora de la misma cantidad de cebolla que de agua. A la preparación resultante, se le añade 1/5 parte de miel y 1/3 de azúcar. Remover hasta que tenga una buena consistencia y tomar tres tazas al día) ( Vahos de cebolla en agua hirviendo)

La cebolla mezclada con miel a partes iguales aclara la voz y soluciona el problema de la ronquera.
( Beber 3 cucharadas diarias del jugo de la mezcla de cebolla con miel)

Digestivo: Favorece la digestión, al estimular el hígado, la vesícula y el páncreas aunque debería evitarse en aquellos casos en que exista hiperclorhidria ( acidez estomacal ) así como en estómagos delicados. ( )

Estudios recientes parecen asociar el consumo de la cebolla con la inhibición del cáncer. Los compuestos azufrados parecen ser los responsables en la lucha contra la aparición de células cancerosas en el estómago. El flavonoide quercetina, por sus efectos antioxidantes, también parece jugar jugar el mismo papel en este sentido.

Alergias: Este mismo flavonoide resulta muy útil para disminuir las reacciones alergicas producidas por el polen. Un remedio eficaz contra la fiebre del heno consiste en macerar una cebolla pelada y troceada en un vaso de agua durante un par de minutos. Luego se bebe el agua.

Osteoporosis: Estudios realizados sobre ratones, parecen demostrar, según investigaciones realizadas en Suiza, como la ingesta diaria de este alimento favorece el desarrollo del tejido óseo, disminuyendo en un 20 % la osteoporosis
alimentacion sana.com.ar

El secreto de comer Brotes

Los germinados son brotes llenos de vitalidad. Su excepcional cantidad de nutrientes los hace indispensables en una dieta sana, además de aportar su sabor a numerosos platos.
Cuando un grano de cualquier cereal o leguminosa cuenta con el agua, oxígeno y calor suficientes germina. Una vez germinados son más nutritivos y fáciles de digerir. Las semillas así tratadas se incluyen en la dieta porque permiten vivir más años y hacerlo con buena salud.

El proceso de germinación es muy sencillo. Tras dejar los granos a remojo durante una noche, y escurrir y cambiar esta agua en repetidas ocasiones, aparecen unos brotes. Con ellos también aparecen o se incrementan las propiedades nutritivas del producto.
En un momento en que ya ha quedado clara la relación entre algunas enfermedades como la hipertensión, la arterosclerosis o la diabetes con los malos hábitos alimenticios, cada vez son más conocidos y aceptados los alimentos germinados tradicionales de otras culturas, como la soja, típica en Extremo Oriente; las judías y guisantes, de la India; el trigo, de Oriente Medio; o las bebidas de cereales, como la malta elaborada a partir de cebada germinada.

Los granos de cereales y leguminosas son alimentos “concentrados” y, debido a su bajo contenido en agua y su riqueza en hidratos de carbono complejos -como el almidón- y proteínas, no deben consumirse crudos. Para que al organismo le resulte más fácil su asimilación se comen cocidos o asados. Con ello, se realiza una especie de “predigestión” que nuestro organismo no podría realizar por sí sólo. Los germinados, en cambio, es como si ya hubieran alcanzado ese estado.

BOMBA NUTRICIONAL

En su valor nutritivo se parecen a las frutas y verduras, ya que, al igual que éstas, contienen gran cantidad de vitaminas -en especial A, B, C, E y K-, minerales, enzimas y clorofila. El germinado de trigo, por ejemplo, contiene hasta seis veces más vitamina B que la semilla, y en la soja la vitamina C no aparece hasta que no se ha producido la germinación.

También resultan muy atractivos si se mira su contenido en azúcares simples, que aportan energía y se asimilan fácilmente. El contenido en aminoácidos también se incrementa entre un 10% y un 30%, y lo mismo sucede con el hierro asimilable. Esta composición, hace que resulten idóneos para estimular los procesos digestivos. Su consumo se recomienda en casos de anemia y para personas con el estómago delicado, que pueden comer legumbres cocinadas, pero sí sus germinados.

Con las calorías justas

Además, son alimentos que engordan muy poco porque aportan muy pocas calorías. Las grasas y almidones de las semillas se transforman en carbohidratos simples, proteínas, vitaminas y minerales -especialmente fósforo-. Los brotes de soja, por ejemplo, sólo tienen 30 calorías por cada 100 gramos.

La otra gran ventaja de estos alimentos es que se pueden producir en casa. Se almacenan y transportan fácilmente sin estropearse, no requieren mucho trabajo ni dedicación y tampoco son caros. El cultivo de germinados en nuestra propia casa nos permite asegurarnos que los alimentos que consumimos estén libres de pesticidas e insecticidas.

Los germinados se pueden consumir de diferentes maneras. Algunos tienen mejor sabor cuando han sido cocinados, como sucede con la soja, cuyas proteínas son así aún más fáciles de asimilar. Con ellos se pueden preparar tortillas, sopas de verduras, purés, ensaladas, guarniciones para las carnes o pescados. Incluso se puede añadir al relleno de un sandwich, como ingrediente en las salsas de tomate, o como novedad en un plato de arroz.

Alternativa a la cocción de cereales y leguminosas

Los granos de cereales y las leguminosas son alimentos concentrados y, debido a su bajo contenido de agua y su riqueza en hidratos de carbono complejos (almidón) y proteínas, no pueden consumirse crudos. Se cuecen en agua o se asan para facilitar su asimilación por el organismo. Se trata, por tanto, de una especie de predigestión que nuestro organismo por sí solo no puede realizar. En cambio, los germinados se asemejan en su valor nutritivo a frutas y verduras por su contenido de agua y su riqueza en vitaminas y minerales, enzimas y clorofila. Están ya predigeridos y se asimilan muy bien por nuestro organismo. Por su composición, estimulan los procesos digestivos, regeneran la flora intestinal y son ricos en antioxidantes (vitamina C y beta carotenos) y en ciertos minerales.

Aportan muy pocas calorías, por lo que resultan de utilidad en regímenes para controlar el peso (los brotes de soja, por ejemplo, aportan tan solo 30 calorías por cada 100 gramos). Su consumo se recomienda en casos de anemia (por su riqueza en clorofila, que posee efectos antianémicos, según algunos estudios) y también para personas con el estómago delicado (las hay que no toleran legumbres cocinadas pero que sí sus germinados). Además, resultan sencillos de preparar, se comen tal cual, crudos en ensalada, salteados, en tortillas o formando parte de diversos platos cocinados, en cuyo caso se recomienda añadirlos al final para que no pierdan sus propiedades.
Durante años la gastronomía ha sido guiada a satisfacer los gustos y exigencias que durante generaciones fueron definiendo las reglas del “Arte del Buen Comer”. En la actualidad, con el desarrollo del conocimiento científico sobre las influencias de la nutrición balanceada para mantener la salud humana, comienzan ha surgir nuevos modelos de alimentación que persiguen elevar la calidad de la vida dentro de un equilibrio con el entorno natural.
alimentacion sana.org

La berenjena

Nutritiva, sabrosa y carnosa, admite múltiples preparaciones culinarias…
Origen y zonas de cultivo
La berenjena es una baya de forma variable (esférica, ovoide u oblonga) y color morado más o menos intenso.
El origen de esta hortaliza es oriental, concretamente de la India. Su introducción en Europa data de la Edad Media, cuando los árabes la llevaron a España. Sin embargo, desde su introducción en Europa y durante siglos después, la berenjena fue estimada únicamente como adorno exótico, debido a la creencia de que el consumo de esta hortaliza provocaba mal aliento, lepra y cáncer.
La berenjena, en climas templados se cultiva mucho como anual. Crece despacio y le dañan las temperaturas inferiores a 10 °C.

Diversidad y tipos
Según las variedades, el fruto es globoso, enano o largo, delgado y curvo. Las más conocidas son la Long Purple, larga y morada; Easter Egg, de color blanco y forma ovoide, Black Enorma, una de las variedades de mayor tamaño, y Serpentinum, de forma alargada y color verde claro.

Valor nutritivo:
Contiene una elevada cantidad de agua, mientras su porcentaje de hidratos de carbono, proteínas y grasas es muy bajo. Carece de fibra, excepto una pequeña cantidad en la piel y las semillas. El mineral mayoritario es el potasio, además de pequeñas cantidades de calcio, magnesio y fósforo. Respecto al contenido vitamínico destaca su pequeña cantidad de vitamina C, provitamina A y folatos.

Ventajas e inconvenientes de su consumo
Por su escaso valor calórico puede formar parte de cualquier dieta de adelgazamiento. Para ello se ha de consumir asada o cocida, en forma de crema, sola o junto a otras verduras, ya que si se fríe absorbe gran cantidad del aceite de la fritura, aumentando considerablemente su valor calórico.
Además, la berenjena cocida y pelada es muy fácil de digerir, apropiada incluso para quienes presentan trastornos digestivos. Cocinada con poca grasa, estimula la función de hígado y vesícula biliar, favoreciendo suavemente el vaciamiento de la bilis, por lo que se puede considerar como tónico digestivo.
La berenjena cruda contiene cierta cantidad de solanina, un alcaloide tóxico que se encuentra en mayor cantidad en los frutos poco maduros. Este alcaloide tóxico puede provocar migraña y alteraciones gastrointestinales.

En la cocina
Esta hortaliza se ha de consumir cocinada (nunca cruda) en sus muchas preparaciones culinarias, para eliminar las sustancias tóxicas que contiene. Se puede salar antes de su cocción para eliminar su contenido en jugos amargos, reducir su humedad y conseguir una pulpa más densa que absorba menos aceite durante su preparación culinaria. Se dejan reposar de este modo durante unos 30 minutos para que suelten los jugos, y posteriormente se enjuagan para eliminar el exceso de sal, se secan con papel absorbente y se cuecen lo antes posible. En caso de que no se sale se puede añadir un poco de zumo de limón con el fin de eliminar el amargor.
Su carne se consume a modo de verdura, cocida, frita o rebozada en rodajas o rellenas de carne, verduras, jamón, pescado, etc., que finalmente se pueden gratinar con queso antes de servir.
La berenjena frita es la forma menos digerible y la más calórica puesto que absorbe importante cantidad del aceite de la fritura.

Criterios de calidad en la compra y conservación
Por lo general, las berenjenas más sabrosas son las más tiernas y firmes, de unos 5-8 centímetros de diámetro, con la cáscara lisa y brillante. El color, que varía según la variedad, deberá ser siempre uniforme, sin manchas, arrugas ni zonas blandas. Las más grandes y maduras suelen resultar fibrosas y amargas.
Un truco para saber si está bien madura consiste en hacer una ligera presión con los dedos sobre el borde de ésta; si los dedos dejan huella, la berenjena está madura; si tras la presión no quedan marcas, aún no ha alcanzado la madurez óptima.
Al tratarse de un alimento perecedero, conviene manipularla con cuidado y conservarla en refregeración hasta su consumo, que debe ser lo antes posible. Nunca se debe envolver en un film transparente, pues impide su respiración. Conviene mantenerla aislada del resto de verduras y frutas, ya que reacciona con el gas etileno producido por la respiración de otros vegetales y se estropea antes.
alimentacion sana.com.ar

¿Qué son los radicales libres?

Los radicales libres son átomos o grupos de átomos que tienen un electrón(e-) desapareado en capacidad de aparearse, por lo que son muy reactivos.
Estos radicales recorren nuestro organismo intentando robar un electrón de las moléculas estables, con el fin de alcanzar su estabilidad electroquímica.
Una vez que el radical libre ha conseguido robar el electrón que necesita para aparear su electrón libre, la molécula estable que se lo cede se convierte a su vez en un radical libre, por quedar con un electrón desapareado, iniciándose así una verdadera reacción en cadena que destruye nuestras células. La vida biológica media del radical libre es de microsegundos; pero tiene la capacidad de reaccionar con todo lo que esté a su alrededor provocando un gran daño a las moléculas y a las membranas celulares. Los radicales libres no son intrínsecamente malos. De hecho, nuestro propio cuerpo los fabrica en cantidades moderadas para luchar contra bacterias y virus. Los radicales libres producidos por el cuerpo para llevar a cabo determinadas funciones son neutralizados fácilmente por nuestro propio sistema. Con este fin, nuestro cuerpo produce unas enzimas (como la catalasa o la dismutasa) que son las encargadas de neutralizarlos. Estas enzimas tienen la capacidad de desarmar los radicales libres sin desestabilizar su propio estado.

Las reacciones químicas de los radicales libres se dan constantemente en las células de nuestro cuerpo y son necesarias para la salud. Pero, el proceso debe ser controlado con una adecuada protección antioxidante. Un antioxidante es una sustancia capaz de neutralizar la acción oxidante de los radicales libres, liberando electrones en nuestra sangre que son captados por los radicales libres convirtiéndose en moléculas inestables.

Nuestro organismo está luchando contra los radicales libres cada momento del día. El problema para nuestra salud se produce cuando nuestro organismo tiene que soportar un exceso de radiales libres durante años, producidos mayormente por contaminantes externos que penetran en nuestro organismo productos de la contaminación atmosférica, el humo del cigarrillo que contiene hidrocarburos aromáticos polinucleares, así como aldehídos que producen distintos tipos de radicales libres en nuestro organismo. El consumo de aceites vegetales hidrogenados tales como la margarina y el consumo de ácidos grasos trans como los de las grasas de la carne y de la leche también contribuyen al aumento de los radicales libres.

La protección que debemos tener para evitar el aumento de los radicales libres en nuestro organismo que aceleran la rapidez de envejecimiento y degeneración de las células de nuestro cuerpo es el consumo de antioxidantes naturales tales como el beta caroteno(pro-vitamina A) presentes en la zanahoria, mango, tomates, melón, melocotón, espinacas.
Vitamina E(tocoferol) es un antioxidante que mantiene la integridad de la membrana celular, protege la destrucción de la vitamina A, previene y disuelve los coágulos sanguíneos y retarda el envejecimiento celular. Se encuentra en muchas frutas y vegetales tales como: El aguacate(30 ), boniato(50 ), espárragos(25 ), espinacas(20 ), tomates(12 ), bróculi(11 ), moras (10 ) y zanahorias(5 .)
La vitamina C(ácido ascórbico) es otro de los antioxidantes naturales que destruyen el exceso de radicales libres. Necesaria para producir colágeno, importante en el crecimiento y reparación de las células de los tejidos, encías, vasos, huesos y dientes, y para la metabolización de las grasas, por lo que se le atribuye el poder de reducir el colesterol. Investigaciones han demostrado que una alimentación rica en vitamina C ofrece una protección añadida contra todo tipo de cánceres. Además de la prevención del resfriado común y el fortalecimiento de las defensas del organismo. Las fuentes alimentarias de la vitamina C son: Grosellas, pimiento verde, kiwi, limón (todos los que están antes del limón tienen mayor contenido de vitamina C que éste y los que están después menor), fresas y coliflor, coles de bruselas, naranjas, tomates, nabo y melón.
El selenio actúa junto con la vitamina E como antioxidante, ayudando a nuestro metabolismo a luchar contra la acción de los radicales libres. Ayuda a protegernos contra el cáncer, además de mantener en buen estado las funciones hepáticas, cardíacas y reproductoras. Es el más tóxico de los minerales incluidos en nuestra dieta. La ingestión en dosis altas se manifiesta con pérdida de cabello, alteración de uñas y dientes, nauseas, vómito y aliento a leche agria.
Fuentes alimentarias del selenio: Carne, pescado, cereales integrales y productos lácteos. Las verduras dependerán de la tierra en la que se ha cultivado.
Los flavonoides son compuestos polifenólicos encontrados en las plantas como frutas y vegetales, que son excelentes antioxidantes. Comúnmente se encuentran también en el té (principalmente té verde) y en el vino.
En las frutas que fueron cosechadas hasta su maduración se encuentran gran cantidad de flavonoides, carotenoides, licopenes, zantinas, índoles y luteínas, todos con una potente acción antioxidante.
En resumen si queremos evitar el envejecimiento y las enfermedades causadas por el exceso no controlado de radicales libres en nuestro cuerpo, tenemos que llevar una vida sana, sin consumir cigarrillo(tabaco) y tener una dieta libre de grasas saturadas y ácidos grasos trans que puedan aumentar el colesterol malo y éste formar colesterol oxidado que contribuye a la arteriosclerosis.

La salud de nuestro cuerpo depende de la salud de nuestras células. Mantengamos nuestras células sanas evitemos los radicales libres. Prof. Carlos R. Salas C.

Artrosis y Alimentación

La experiencia clínica ha demostrado ahora ampliamente que los factores físicos que predisponen a algunas personas a la artrosis,sólo se pueden contrarrestar con éxito mediante una dieta que pone todo su énfasis en los alimentos alcalinizadores.

Alimentos Acidificantes
La formación de ácido en el cuerpo puede hacerse excesiva por el consumo de una gran proporción de proteínas concentradas en la dieta. Estas proteínas acidificantes están contenidas en alimentos como carnes, pescados, huevo, queso, legumbres y guisantes y frutos secos.
No deben tomarse nunca en grandes cantidades de una sola vez, y con poca frecuencia tomarlos más de una vez en un sólo día.
Las personas que sufren de artrosis deben hacer la parte principal de su dieta diaria a base de frutas y verduras en una u otra forma, aunque algunas modificaciones ocasionales no hacen daño.

Alimentos Neutralizadores y Alcalinizadores
Aunque parezca extraño, las llamadas frutas ‘ácidas’ que incluyen al limón y al pomelo, tienen un efecto neutralizador de los ácidos corporales. Además, ayudan a la eliminación o dispersión de los minerales que han formado depósitos en el cartílago de las articulaciones. La mayoría de las frutas frescas, verduras y frutos secos, producen una reacción alcalina. Las espinacas por ejemplo aunque tienen un alto contenido en ácido oxálico, son ricas en hierro.

Frutas ‘ácidas’ de todos los tipos, frutos secos, incluyendo dátiles son siempre buenos. Vegetales como apio, berro, perejil, rabanitos, tomates, lechuga, col y zanahorias, preferiblemente crudos y en pequeñas cantidades.
Los guisantes, repollitos de Bruselas y brócoli cocidos, son buenos todos si se van tomando en forma rotativa.

Para quienes padecen artrosis, es esencial una ensalada diaria de hojas verdes, pero quienes no están habituados a comer alimentos crudos, deben comenzar de a poquito. Todas los alimentos crudos deben masticarse mucho, lo que puede ser un problema para quien tenga dificultades en los dientes.

Los que poseen una licuadora tienen a mano una valiosa herramienta para producir buenos alimentos alcalinizadores con casi todas las frutas y verduras, o una mezcla de frutas o de verduras, pero no ambas cosas juntas. Las frutas o verduras se cortan en pequeñas rodajas y se licúan añadiéndoles agua, y el zumo resultante contendrá todos los minerales y vitaminas junto con la fibra filtrada.
Sin embargo, estos licuados son algo fuertes y sólo se debe empezar con unas cuantas cucharaditas al día, tomadas por la mañana o la noche, que gradualmente se irán aumentando hasta llegar a un vaso.
Pero, como forma general, el alimento debe comerse no beberse. Las bebidas son útiles en los casos de enfermedad. Los que no están acostumbrados a digerir alimentos verdes crudos, superarán de este modo el problema, lo mismo que los que tengan digestiones débiles o dificultades para masticar.

Alimentos que Tienden a ser Acidificantes
Todas las carnes, pescados y quesos (salvo el requesón). Se deben reducir a un mínimo. El objetivo es tomar cualquiera de estos alimentos solo una vez al día y evitar las raciones abundantes.

Huevos y productos de los huevos. A la semana sólo se debe tomar el equivalente a 3 huevos. Los huevos se asimilan más fácilmente cuando se mezclan con leche como en los huevos revueltos.

Legumbres secas, incluyendo lentejas, guisantes y frutos secos. Pueden alternarse con las carnes, quesos y huevos para obtener proteínas, y no deben utilizarse en grandes cantidades.
Todos los productos del azúcar y la harina blanca. Sólo se pueden utilizar ocasionalmente y escasamente.

Bebidas alcohólicas, NO se deben consumir diariamente y nunca en grandes cantidades.
Alimentos fritos. No se deben comer nunca.

Te y café fuertes. Son acidificantes y probablemente aumentarán los síntomas de la artrosis.
Otras sustancias nocivas como la sal (salvo la sal marina con moderación), el adobo y la mayoría de las salsas.
zonadiet.com

EL LINO

La planta de lino, de nombre botánico “linum usitatissimum” (del latín utilísimo), es uno de los cultivos más antiguos. Se han descubierto momias que datan del 2000 A.C. envueltas en telas de lino, como así también semillas en una pirámide del 3300 A.C.
El lino se cultiva con diversos fines. Se utilizan las fibras del tallo de variedades específicas para confeccionar telas. Y las semillas encuentran diversos usos en alimentación humana y animal, como también en la industria de tintas y pinturas.
La semilla de lino se compone de aceite (hasta un 75% del mismo son ácidos grasos poliinsaturados – Omega 3), proteínas, fibra, mucílago y carbohidratos. Además posee Vitamina E, yodo y algunas encimas útiles que ayudan a la digestión de otros alimentos.
La semilla de lino se puede consumir entera, molida, seca o remojada, como leche de lino, o bien su aceite, extraído en frío.
El aceite contenido en la semilla de lino es una de las mayores fuentes vegetales de ácidos grasos poliinsaturados escenciales Omega 3. Esto se da principalmente en linos cultivados en zonas frescas del país, ya que el calor tiene, durante la formación de aceite dentro de la semilla, una influencia negativa sobre los porcentajes de Omega 3.
El consumo de aceite de lino se aconseja cuando necesitamos reforzar una dieta con ácidos grasos Omega 3 en una proporción que la semilla por sí sola no otorga.
El aceite de lino que debemos utilizar como complemento dietario es aquel que reúne los siguientes requisitos: la semilla proveniente de cultivos orgánicos preferentemente de zonas frescas (Sur de la provincia de Buenos Aires, por ejemplo); extracción realizada en frío, a no más de 35º C, sin refinar, envasado en recipientes de vidrio oscuro, conservado en la heladera.
Todos estos recaudos son necesarios ya que los ácidos grasos poliinsaturados son muy sensibles al calor, la luz y el aire.
En caso contrario, se destruye la Vitamina E, antioxidante natural por excelencia, se produce el enranciamiento del aceite, con sabor amargo y olor desagradable, y los efectos sobre la salud serán contrarios a los deseados. Al calentar el aceite conseguimos un excelente barniz protector para maderas.
Análisis efectuados sobre aceites de lino prensados en frío en el país, conservados durante seis meses en la heladera, dieron como resultado modificaciones mínimas en los valores de peróxidos (valores de degradación en comparación a análisis análogos realizados sobre aceites recién prensados).
Los ácidos grasos Omega 3, junto con los Omega 6, son sustancias esenciales para el organismo humano. “Esenciales” porque nuestro organismo necesita incorporarlos directamente en la ingesta ya que no tiene la capacidad de sintetizarlos a partir de otros alimentos.
Los Omega 3 se encuentran en el lino y en vegetales de hoja verde adaptados al frío, los Omega 6 se encuentran en otras semillas como el girasol y las nueces. Vale la aclaración ya que es importante considerar como norma general el consumo de 1/3 de Omega 3 y 2/3 de Omega 6. Necesitamos encontrar este equilibrio en la alimentación ya que los ácidos grasos esenciales son, entre otras funciones, los precursores de las diferentes prostaglandinas.
Hay que tener en cuenta que normalmente en nuestra alimentación utilizamos en exceso alimentos que proveen de Omega 6. Además, por el modo de vida actual, el organismo sufre un mayor desgaste de ácidos grasos esenciales Omega 3. Agregarlos conscientemente a la dieta es fundamental para restituir el equilibrio Omega 6 – Omega 3.
Por otro lado, los ácidos grasos poliinsaturados componen los materiales de construcción de las células. El Omega 3 actúa particularmente en las células de rápido movimiento o transmisión de impulsos como la retina y células nerviosas.
Los Omega 3 también permiten el buen desarrollo nervioso del bebé durante el embarazo y la lactancia, regulan el nivel de colesterol y una adecuada fluidez de la sangre por su acción anticuagulante. Tiene un efecto benéfico en procesos reumáticos, artríticos y artrósicos.
En síntesis, podemos decir que al incorporar los aceites correctos a nuestra alimentación junto a una dieta equilibrada, promovemos una adecuada función celular, permitiendo un buen metabolismo desintoxicante tan necesario en nuestros días.
Algunos usos terapéuticos
Para incorporar el aceite de lino en nuestra dieta tenemos diferentes posibilidades. Su sabor es suave, mezclado con otros alimentos hace recordar al de las nueces. Como regla general podemos decir que se necesitan en la alimentación 2 a 3 cucharadas de aceites prensados en frío por día, de los cuales 1/2 a 1 cucharada debe ser de lino. Para terapias específicas debe consultarse con el médico.
El aceite de lino se puede consumir tomándolo directamente o agregándolo a un desayuno con cereales, mezclado con una manzana rallada u otra fruta de estación, en el pan como sustituto de la manteca, como aderezo de las ensaladas incorporado en el momento de consumirlos.
Para aprovechar todas las cualidades del lino, debemos consumir la semilla entera remojada o molida en el momento. Agregándola a ensaladas, al pan, al arroz o a los fideos en el plato, solas o mezcladas con otras semillas, como girasol o sésamo, obtenemos un aporte multivitamínico y mineral. Hay que recordar que las semillas secas tienen un porcentaje alto de proteínas y aceites por lo cual no hay que consumirlos en exceso. La semilla de lino es muy útil también como reguladora del tránsito intestinal, tanto en estreñimiento como en diarreas.
Para combatir el estreñimiento y el estómago ulcerado o inflamado, es muy eficaz la leche de lino: triture en la licuadora una taza de semillas de lino. Añada a continuación 5 tazas de agua sin cloro y bata. Cuele esta mezcla en un colador grueso (tiene la consistencia de una gelatina) y póngalo en la heladera adentro de un frasco de vidrio. Se puede endulzar con miel. Se debe tomar un vaso al acostarse y otro al levantarse.
También podemos utilizar el lino para hacer cataplasmas, muy eficaces en esta época del año para combatir afecciones pulmonares o bronquiales. Producen un alivio instantáneo. Tenemos que moler las semillas en una licuadora o molinillo para café. Poner a hervir 1/2 vaso de agua en un recipiente que no sea de aluminio y agregarle 2 a 3 cucharadas del lino molido. Revolver 1 a 2 minutos y retirar del fuego. Se forma una pasta espesa que se coloca entre dos gasas grandes. La aplicamos caliente sobre el pecho cuidando de no quemar. Esta cataplasma se cubre con una toalla y luego con una prenda de lana, para mantener el calor. Eventualmente agregar una bolsa de agua caliente. Se retira cuando ya está fría.
Con la semilla de lino se puede preparar un té calmante de las mucosas digestivas y regulador de la acidez. Para ello se hierven las semillas (1 cucharada por litro de agua) durante 5 minutos. Dejar en reposo y tomarlo tibio o frío, sólo o con anís, hinojo, menta o manzanilla según convenga en cada caso.
Lo expuesto es una síntesis de las propiedades del Linum usitatissimum que nos da una pista más en nuestro camino de búsqueda consciente de una alimentación individual correcta. El ser humano en su evolución ha perdido la capacidad instintiva para alimentarse. En este tiempo debe realizar un camino consciente en todos los aspectos de la vida.