El primer “turista” en Punta del Este

Posted on 06 octubre 2012 by monica

Bitácora del famoso corsario en su viaje al Plata
En su paso por el Río de la Plata (1577), Francis Drake ancló dentro de la bahía de Montevideo frente al Cerro, en la Isla “Libertad”, o de “las Ratas”. También incursionó en las costas de Maldonado. Nada había en uno y otro lugar, salvo grandes campos al descubierto.

La expedición arribó en el mes de abril del citado año, dejando interesantes narraciones de algunos miembros de la tripulación, como las del capellán Francis Fletcher, el marinero Edward Cliffe y el prisionero portugués Nuño da Silva, quienes consignaron valiosas referencias geográficas. Avistaron la “Isla de las Focas” (Lobos) y divisaron una punta que llamaron “Cabo Alegría” (Punta del Este) por haber encontrado en ese lugar un barco que habían dado por perdido. Las leyendas dicen que en una isla de la desembocadura del río el corsario escondió un tesoro, con la idea de rescatarlo tiempo después.

Catorce días permaneció Drake en el Río de la Plata, que sin dudas conocía bastante, pues tenía en su poder varias copias de las notas de navegación de Fernando de Magallanes que le habían sido facilitadas por espías.

En el año 1580, Francis Drake, de 37 años de edad, arribó por fin a su país luego de haber culminado exitosamente su vuelta al mundo – la primera luego del viaje de Magallanes-, donde exhibió un extraordinario botín cercano a las 250 mil libras, suma superior al presupuesto anual del Parlamento británico. A raíz de esta hazaña, se transformó literalmente en héroe nacional y fue nombrado caballero a bordo de su embarcación por la reina Isabel I.

La pesadilla del nombre Drake siguió sin embargo resonando en el Plata tras la partida de aquella famosa flota corsaria que lo navegó en 1577. Tan solo cinco años después, arribó John Drake, sobrino de Francis, aunque sin la misma suerte que acompañó a su famoso tío: naufragó y fue tomado prisionero por los indios.

El País Digital

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Leave a Reply