Hay 100.000 hectáreas bajo agua solamente en Rocha

Según el presidente de la Asociación de Fomento Rural de Lascano, 100 mil hectáreas están anegadas por las crecientes, con pérdidas que deberán evaluarse en el mediano plazo. Aseguró que urge la realización de un muro sobre el río Cebollatí.

Para el presidente de la Asociación Fomento Rural de Lascano, Aníbal Nogueira, es necesario levantar un muro sobre el río Cebollatí para contener los desbordes de las aguas.

«Esta fue una creciente rara. Con una altura de 7,05 metros del río Cebollatí (medición que se realiza en el Paso Averías entre Lascano y José Pedro Varela), inundó más campos que crecientes que treparon hasta 7,23 en el pasado», anotó.

Afirmó que su establecimiento tiene más del 90% de la superficie anegada, en un total de 700 hectáreas ubicadas sobre la ruta Nº 15, a la altura del mojón 149.500. «Los ganados están parados entre el agua y la suerte es que el pico de la creciente duró tres días», señaló.

Ayudó también que en el establecimiento «Las Novicias», en dirección al departamento de Lavalleja, después del Paso Averías, hubo rotura de los muros de tierra que ofician de contención y esto cambió en cierta forma la orientación de las aguas, agregó el productor.

Nogueira explicó que «el área de tierras de Lascano en dirección a la localidad de Cebollatí, a unos 60 kilómetros, es una suave pendiente por donde se desplaza el agua, hay 13 metros de pendiente y por ahí baja la creciente a gran velocidad cuando el río Cebollatí se sale del cauce y va tomando los campos hasta llegar a la laguna Merín».

Para el presidente de la Asociación Fomento Rural de Lascano, Aníbal Nogueira, es necesario levantar un muro sobre el río Cebollatí para contener los desbordes de las aguas.

«Esta fue una creciente rara. Con una altura de 7,05 metros del río Cebollatí (medición que se realiza en el Paso Averías entre Lascano y José Pedro Varela), inundó más campos que crecientes que treparon hasta 7,23 en el pasado», anotó.

Afirmó que su establecimiento tiene más del 90% de la superficie anegada, en un total de 700 hectáreas ubicadas sobre la ruta Nº 15, a la altura del mojón 149.500. «Los ganados están parados entre el agua y la suerte es que el pico de la creciente duró tres días», señaló.

Ayudó también que en el establecimiento «Las Novicias», en dirección al departamento de Lavalleja, después del Paso Averías, hubo rotura de los muros de tierra que ofician de contención y esto cambió en cierta forma la orientación de las aguas, agregó el productor.

Nogueira explicó que «el área de tierras de Lascano en dirección a la localidad de Cebollatí, a unos 60 kilómetros, es una suave pendiente por donde se desplaza el agua, hay 13 metros de pendiente y por ahí baja la creciente a gran velocidad cuando el río Cebollatí se sale del cauce y va tomando los campos hasta llegar a la laguna Merín».

En medio de este escenario, el motor ganadero del departamento se encuentra severamente afectado: animales que caminan por los muros de tierra, otros que permanecen con sus extremidades en el agua, tropas que deben ser trasladadas a los lugares más altos, a los pocos listones de pasturas que asoman en medio del agua.

El encargado de los servicios ganaderos de Rocha, José Rolón, expresó: «Se sacó ganado de varios campos, no hemos sido informados de mortandad de animales, alrededor de 30 productores sacaron los vacunos hacia los caminos».

«Los problemas sanitarios a raíz del anegamiento serán evaluados después de la inundación, hay ganados que están pariendo con casi nulos focos de brucelosis en la región de Lascano, Chuy y Cebollatí. Hoy el agua está volviendo a sus cursos normales», informó.

Por su parte, Nogueira, mencionó que las pérdidas no se pueden avaluar de un día para el otro, y que hay que considerar la situación de los ganados en plena parición y también la de algunos ovinos.

elpais.com.uy

FacebookTwitterGoogle+Compartir
Acerca de monica 690 Articles
La mejor revista Punta del Este

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.