Inician obras en puente sobre Garzón

Los trabajos comenzarán con la instalación del obrador, asi se dio  el primer paso para la construcción del puente sobre la laguna Garzón. Costará US$ 11 millones que pagarán el argentino Eduardo Constantini y el MTOP.

Comenzaron las obras para la construcción del puente sobre la laguna Garzón, según confirmó la empresa Saceem, que se hará cargo de la operativa.

Lo primero fue instalar el obrador, pero luego vendrán otros pasos para la concreción del puente circular diseñado por el arquitecto Rafael Vignoly con el que quedará unida la costa de Maldonado y la de Rocha que hasta el momento se conectaba mediante una balsa.

La obra tendrá un costo de US$ 11.688.000 de los que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) pondrá US$ 1.800.000. El dato surgió de un pedido de informes realizado por el diputado colorado Juan Manuel Garino.

El grueso del capital para la obra corre por cuenta de la empresa Las Garzas Blancas S.A. propiedad del empresario argentino Eduardo Constantini, que tiene un proyecto de barrio privado de 240 hectáreas en la zona. Se estima que los fraccionamientos residenciales serán adquiridos por altos valores por parte de inversores nacionales y extranjeros.

Garino citó a la comisión de Transporte de la Cámara Baja al ministro del ramo, Enrique Pintado. Su presencia se concretó el 26 de agosto pasado. Allí Pintado aclaró que el Estado se hará cargo de algunas obras. Fuentes del MTOP consignaron que se trata de accesos al puente, losas de aproximación, revestimientos, sobrepisos, barandas, y otras obras.
Además, el ministro indicó que el precio de la obra cambió porque el proyecto original de 2008 debió modificarse por razonas medioambientales.

«El costo que inicialmente se estimó para el puente era de US$ 5:200.000, pero ahora pasó a cotizarse en US$ 11:688.000. En el 2008, hablábamos de un puente recto, y ahora, de uno circular, que es por lo menos 3,1416 veces más grande que una recta. Por lo tanto, el costo aumentó, asumiendo la empresa el 85% del mismo», afirmó.
Para Garino el negocio por el puente se hizo con «falta de transparencia»

Trabajos.
La obra se basa en un proyecto que a fines de 2012 presentó el arquitecto Rafael Viñoly tras años de polémica en Rocha y Maldonado a lo que se agregó varios cuestionamientos técnicos de la Dirección Nacional de Medioambiente (Dinama). El proyecto de Viñoly implica un puente circular que incluye pasarelas peatonales para el avistamiento paisajístico.

Hasta tanto no se tenga en funcionamiento el puente se deberá mantener el servicio de conexión a través del sistema de balsas. Una cuadrilla de quince obreros de la empresa Saceem fue la encargada de instalar el obrador.

Mientras tanto, en la zona de Cerro Pelado, a unos 50 kilómetros del lugar donde se instalará el puente, se viene construyendo una plataforma flotante que se considera clave para las tareas que se lleven a cabo, según lo informado por Mario Barceló, responsable de la secretaría de comunicación de la Intendencia de Rocha.
Además, se está realizando el acopio de materiales, se instalan contenedores y se ajustan los detalles de logística para la ubicación final del puente.

Se estima que en el momento de mayor actividad se necesitarán por lo menos unos ciento cincuenta obreros de la construcción, de manera que la incorporación de personal tendrá un carácter gradual.
El personal obrero que se desempeñará comprende tanto a ciudadanos de Rocha como de Maldonado, según acordó la empresa con los intendentes y alcaldes de ambos departamentos.

Un detalle que se considera importante es la realización de nuevas rampas para la balsa, que seguirá en funciones hasta tanto no se concluya y se ponga en funcionamiento el tránsito a través del puente.
De acuerdo a los datos proporcionados, las nuevas rampas para el funcionamiento de la balsa se realizarán a unos cien metros al noreste de su ubicación actual. Se colocarán aguas arriba del espejo de la laguna, a los efectos de tener el área despejada en donde se llevarán a cabo los primeros trabajos para hacer posible el puente.

Para llegar al lugar desde la barra de José Ignacio (Maldonado) por carretera se deben realizar más de 30 kilómetros por la Ruta 9 y un camino rural.

Se estimó que se avanzará de manera rápida de acompañar las condiciones climáticas y la realización del obrador con todos los detalles que se tienen por delante, se toma como el principio de la obra, cuyo comienzo fue anunciado en su momento para el 15 de septiembre.

Polémica.
Por su parte, el intendente Artigas Barrios manifestó que viene bregando por esta iniciativa desde hace siete años. Luego de la presentación del proyecto original Barrios debió sortear posiciones contrarias a la realización del puente en la interna de su partido. En cambio, desde el Partido Nacional se consideraba fundamental la concreción de este puente.

No obstante, desde un primer momento la obra contó con el respaldo del presidente José Mujica y de los intendentes de Rocha y Maldonado. A su vez una encuesta entre los pobladores demostró que había apoyo para la obra en la zona.

(Producción en Rocha: Eduardo González)


Peligro: puente con tres curvas

Para el diputado colorado Juan Manuel Garino la solución de puente circular es un «peligro». El 26 de agosto pasado el ministro de Transporte, Enrique Pintado, compareció ante la comisión de Transporte de la Cámara Baja, que integra Garino. Allí el legislador afirmó que el exministro Lucio Cáceres, Profesor Catedrático grado 5 del Curso de Caminos y Calles de la Facultad de Ingeniería, «ve poco conveniente que en este puente se incorporen tres curvas: una hacia la derecha para ingresar, otra para girar en torno a él y, otra, para salir. Es decir que aquí se construyen tres curvas en medio de una ruta».

En cambio, Pintado pidió no hablar de tres curvas. «Es un puente circular y, por tanto, no se va a permitir andar a velocidades altas, porque vamos a poner elementos para que la gente, tal como lo concibió el arquitecto Vignoli, no corra una carrera de Fórmula 1, ni ande a las velocidades habituales. Tendrá que andar casi a paso de hombre para cruzar el puente. Lo mismo que demoraría en la balsa. Capaz que hasta un poco más», admitió el ministro.

«No es un puente común y corriente; es una vía de comunicación para circular lento; no habrá tránsito pesado. Los automóviles van a circular disfrutando de un paseo», agregó

 

fuente el pais

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.