Uruguay enfrenta el riesgo de rezagarse en inserción externa

Posted on 22 mayo 2013 by monica

Brasil debe crecer 4% para impactar en Uruguay; Argentina está estancada

Frente al rebrote proteccionista de Argentina y Brasil, y ante el saldo negativo a nivel comercial en el Mercosur, Uruguay debe repensar su inserción internacional al llegar el fin de una etapa. El economista Gabriel Oddone, socio de CPA Ferrere, planteó ese enfoque ayer en el hotel Sofitel de Carrasco durante el aniversario de la Unión de Exportadores (UEU). Dijo que el país, de todos modos, no debe salir del bloque regional y llamó a aprovechar la oportunidad de convertirse en puerta de salida del conosur en términos de infraestructura. El presidente de la UEU, Álvaro Queijo, insistió por su parte en la pérdida de competitividad de las exportaciones locales y en la caída de la rentabilidad del sector.

“Hay una etapa que se inició en los años de 1970 con las firmas de los tratados del PEC (Protocolo de Expansión Comercial) y del CAUCE (Convenio Argentino Uruguayo de Cooperación Económica) que está llegando a su fin”, precisó Oddone en su exposición. Para el experto de CPA Ferrere y del Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) el actual Mercosur no promete demasiadas expectativas en el mediano plazo, no solo por los renovados proteccionismos de los vecinos –medidas “no transitorias, vinieron para quedarse por un tiempo”–, por lo que Uruguay deberá relanzar la relación con el bloque sin salirse de él. Según Oddone, el país no tiene mucho a donde ir y el mercado uruguayo no resulta atractivo para el resto del mundo.

Luego de la “era de oro” del Mercosur a fines de los años de 1990 vino una severa crisis macroeconómica que llevó a que Uruguay diversificara sus exportaciones, en cuanto a productos y destinos, dijo el economista. Pero es en la región donde se concentran las ventas uruguayas: lo que se vende en la zona no se coloca en el resto del mundo. Por este motivo el país no puede desentenderse de los vecinos, más allá de las medidas argentinas y brasileñas. En ese proceso, sostuvo, Argentina tiene en vigencia 214 medidas proteccionistas y Brasil un total de 120.

Oddone apuntó a un saldo comercial “sistemáticamente” negativo con el Mercosur, donde el comercio intrabloque generó efectos asimétricos que impactan en problemas de integración. “La economía más grande de la región (Brasil) no es la economía más rica. Suele ocurrir que la generosidad en materia de tratados de integración comercial proviene de los países más grandes que, a su vez, son los más ricos”, agregó el economista, algo que no sucede con Brasil que no tiene el PIB per cápita más abultado. Por esto, el gigante sudamericano ha respondido con acciones proteccionistas.

La desaceleración de Brasil, que “respeta leyes internacionales” no como Argentina, es algo que “debería preocuparnos”, dijo Oddone. Explicó que el año pasado los brasileños solo crecieron 0,9% y que las perspectivas para 2013 es que la economía se expanda 3%.

El experto señaló que para que el efecto positivo se “derrame” en Uruguay, Brasil debería crecer 4%. “No vemos una ganancia productiva que pueda recuperar la tasa de crecimiento”, indicó. “Brasil reaccionó protegiéndose y está procurando abaratarse. No va a ser una fuente de dinamismo en el corto plazo”.

En cuanto a Argentina, aseveró que se está “huyendo hacia adelante”, con medidas difícil de explicar. Oddone habló de un deterioro fiscal muy grave, de un comercio exterior perforado, la falta de acceso a los mercados internacionales por los problemas de reestructura de deuda “compulsiva”, de la falta de dólares, de la inflación y de un abultado déficit fiscal. “Argentina converge a una situación de estancamiento”, situación que se deriva de un modelo “dirigista e intervencionista”. Para el economista, Buenos Aires aplicará más intervención sobre el mercado de cambios múltiples y que el dólar blue persistirá en la calle.

En términos exportadores, estas noticias no han sido nada alentadoras para Uruguay. Las exportaciones de bienes en los últimos 12 meses registraron una caída de 14% y en la última temporada estival el gasto de turistas argentinos descendió 10%, dijo Oddone. “El 23% de la industria manufacturera, 48 mil personas, trabajan en ramas que tienen alta exposición con Argentina. Se exponen a severos perjuicios en el futuro de la industria”, agregó.

Ante este panorama, Uruguay deberá procurar avanzar por otras vías, como puede ser convertirse en puerta de salida de los productos de la región. Heridos como están en infraestructura Argentina y Brasil, el país puede apuntar a reforzar ese aspecto para que los productos, agrícolas, alimenticios y minerales, salgan por Uruguay. En ese sentido, concluyó Oddone, el puerto de aguas profundas en Rocha es clave.

Competitividad

Queijo, presidente de la Unión de Exportadores, basó su oratoria en el nivel de las exportaciones de los últimos años. El dirigente aseveró que desde 2011 se ve una tendencia decreciente, debido a la “situación externa que no es la mejor” y que una realidad interna donde se perdió “competitividad”. Citó un informe del Foro Económico Mundial que ubicó recientemente a Uruguay en el puesto 74 en el ranking de 144 países, una caída de 11 puestos.

El tipo de cambio ha afectado el rendimiento de la rentabilidad exportadora, continuó Queijo. Para ello propuso tres puntos para salir adelante y que el país vuelva a tener una fuerza exportadora como la del período 2005-2010: aumento de la devolución de impuestos, rebajas a los aportes patronales –para atender el valor agregado nacional– y una reducción de las tarifas energéticas, para hacerlas comparables con la región.

++

US$ 471 millones

En la primera quincena de mayo, las solicitudes de exportación de bienes subieron a US$ 471 millones. Representó un incremento de 5,8% respecto a igual quincena de 2012, según Uruguay XXI.

elobservador.com.uy

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Leave a Reply