UTE y privados invierten US$ 6.600: en electricidad en Uruguay

Posted on 05 septiembre 2013 by monica

Como parte del proceso del cambio de la matriz energética, el Estado y empresas privadas realizan y inversiones por US$ 6.600 millones en ocho años. Ese monto representa el 1,8% del PIB.

Estas inyecciones de capital tienen como objetivo promover iniciativas de generación tradicional de electricidad y también la apuesta hacia las renovables como la eólica, la solar fotovoltaica y la de biomasa.

El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, sostuvo ayer que esa inversión se efectuará en el período comprendido entre 2010 y 2017. Unos US$ 2.800 millones tienen como destino obras generales de la empresa pública en áreas de transmisión y distribución, entre otras.

A su vez, en conjunto con Ancap, UTE destinará US$ 500 millones para la instalación y puesta en funcionamiento de la planta regasificadora en Puntas de Sayago.

Además, el ente invertirá US$ 150 millones en una obra conjunta con la empresa brasileña Eletrobras para la construcción de un parque eólico en un predio del Instituto Nacional de Colonización ubicado en la localidad de Tarariras en Colonia. También para la generación de esta energía la empresa pública apoyará proyectos privados de US$ 1.600 millones.

Otra de las iniciativas es para la generación adicional de energía eólica de 300 megavatios (MW) donde deberá destinar US$ 600 millones; para eso pretende captar la atención de ciudadanos para que participen en este emprendimiento como inversores a través de acciones que emitirá la Bolsa de Valores de Montevideo.

A estas cifras se suma la generación de energía solar fotovoltaica, donde la empresa invertirá US$ 400 millones y proyectos de biomasa con privados con una participación estatal de US$ 550 millones. Todas estas inversiones completan los US$ 6.600 millones que representan 1,8% del Producto interno Bruto (PIB).

“Con estas inversiones que estamos realizando vamos a bajar el costo de la generación. Incluso con un crecimiento de la demanda de electricidad vamos a lograr estabilizar ese costo. No es que estemos haciendo locuras”, dijo Casaravilla durante el “Foro de la producción” organizado ayer por la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE), donde también participaron el ministro de Industria, Roberto Kreimerman, el titular de Ancap, Raúl Sendic y la presidenta de Antel, Carolina Cosse.

El titular de UTE manifestó que “poder mantener los costos en valores estables y no crecientes es lo que todos desean. Lo mejor es que bajamos la vulnerabilidad. Todo lo que incorporamos, energía eólica, biomasa, no tiene vulnerabilidad. Va a crecer la biomasa, la eólica, el agua no puede crecer más estamos con un 97% de aprovechamiento”.

La previsión gubernamental es que para 2015 el 45% de la energía será hidráulica, el 29% eólica y el 15% de biomasa.

Casaravilla dijo que todo lo que actualmente realiza y proyecta la empresa pública “no es porque sea fashion poner a andar energía eólica o fotovoltaica”, sino que el objetivo es optimizar los costos energéticos en el país.

Agregó que si se consigue generar los 300 megavatios adicionales de eólica el año próximo ya se podría bajar ese costo de abastecimiento de la demanda en US$ 70 millones.

El jerarca apuntó que “lo peor que nos puede pasar es no tener energía. Planificamos el abastecimiento con el criterio del `arrepentimiento`, o sea no podemos arrepentirnos si aumenta la demanda y no tenemos la energía, por eso no importa si nos sobreequipamos”.

Complementando la visión estratégica del gobierno en cuanto a la energía, el presidente de Ancap, Raúl Sendic, expresó que la cartera de Industria ha planteado dos lineamientos: asegurar la integración vertical con recursos propios de energía, y la diversificación de la matriz energética por la “tremenda dependencia que tenemos del petróleo. Por eso se apuntó a una estrategia de diversificación”.

Inversión externa directa
El ministro Roberto Kreimerman señaló en el “Foro de la producción” realizado en el Hotel Sheraton que en 2012 el flujo de inversión extranjera directa (IED) en términos de Producto Interno Bruto (PIB) permitió a Uruguay ubicarse como el tercer mayor receptor de capitales en la región, después de Chile y Perú, con US$ 2.775 millones. Con estos valores superó la inversión extranjera de 2011 que había llegado a US$ 2.498 millones. El titular de Industria agregó que en el primer trimestre de este año las inversiones ascendieron a US$ 635 millones. fuente,entornointeligente

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Leave a Reply