Administración Antía destina recursos y agudiza esfuerzos para terminar con la inequidad que afecta a las personas sordas

En el marco de la Semana internacional de la persona sorda, la Intendencia de Maldonado llevó a cabo una nutrida agenda de actividades que incluyó una propuesta en la explanada del Edificio Comunal. El intendente Enrique Antía se acercó al lugar para saludar a las personas que formaron parte de la iniciativa conmemorativa. La propuesta de integración se efectuó junto a estudiantes de Lengua de Señas Uruguaya (LSU), alumnos de la escuela Nº 84, comunidad sorda, y público en general. Asimismo, en la oportunidad participaron los directores de Políticas Inclusivas y de Educación de la IDM, Eliana González y Andrés Rapetti, respectivamente. González destacó que esta semana es un momento especial de sensibilización en el que se sigue tratando de que la población tome conciencia sobre las barreras de la comunicación, al tiempo que señaló que aún se necesitan más recursos y personas interesadas en aprender LSU. Por su parte, Rapetti informó que cuando el actual gobierno asumió en el año 2015, la Casa de la Cultura le cedía las instalaciones al Instituto de la Comunidad Sorda del Uruguay (CINDE) para que 35 personas cursaran LSU -lo que tenía una duración de dos años-. Posteriormente, se profundizó ese vínculo proyectando un tercer año -esto se conoce como idóneo en LSU- y “se trajo la primera carrera de intérprete en el interior del país, y lo que implica dos años más” de estudio. En la actualidad egresarán cinco personas y eso se sumará a los cuatro intérpretes con los que ya cuenta Maldonado.

Alcance y equidad

El responsable de Educación también subrayó que se han organizado “talleres de LSU en todo el departamento, gratuitos y organizados directamente por la Dirección de Políticas Inclusivas y con el apoyo de la Dirección de Educación de la IDM, y en los que se inscribieron más de 900 personas”. Debido a ese gran interés, se debieron sortear los cupos porque no podían ingresar todos, aunque son 580 las personas que están haciendo estos cursos en todo el departamento abarcando: Aiguá, Gregorio Aznárez, Pan de Azúcar, Piriápolis, San Carlos y Maldonado, y en años anteriores también se desarrolló en Punta del Este. Rapetti hizo hincapié en que “no puede haber un rincón del departamento sin intérprete porque es un derecho y una obligación de los gobernantes como política de equidad el hecho de facilitarles el acceso”. Además, agregó que “el universo de silencio en el que viven las personas sordas, tanto para sus familiares como ellos mismos por momentos puede llegar a ser dramático si no pueden encontrar quiénes les haga la interpretación y logren comunicarse con ellos, por lo que nuestro objetivo como Administración es terminar con esa inequidad”. En esa misma línea, González afirmó que en la IDM se cuenta con intérprete a disposición de la comunidad sorda “para cuando necesitan efectuar trámites de todo tipo y esto se coordina con la Oficina de Políticas Inclusivas para contar con ese servicio”.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.