Guardaparques en Maldonado

Intendencia destaca el aporte de los guardaparques en espacios municipales

En el inicio del presente período de gobierno, un convenio entre la IDM y UTU Arrayanes permitió incorporar la figura del guardaparques en espacios de relevancia para el departamento, tales como: los parques Arboretum Lussich, Indígena, Mancebo, El Jagüel y la Isla Gorriti. El aporte de los jóvenes resultó de gran importancia a la hora de recibir a los visitantes y poner en valor cada lugar. Mediante el acuerdo establecido entre la Intendencia de Maldonado y el Polo Educativo Tecnológico Arrayanes de la Universidad del Trabajo Uruguay (UTU), egresados de la carrera de guardaparques pudieron hacer pasantías en la órbita de la Dirección de Espacios Públicos, la cual depende de la Dirección General de Higiene y Medio Ambiente. Inicialmente se comenzó en los parques Arboretum Lussich, Indígena, Mancebo y El Jagüel, la renovación de este último triplicó su tamaño inicial, incorporándose una vasta variedad de nuevos árboles y arbustos. La figura del guardaparques fue fundamental en numerosas tareas, destacando su labor en la puesta en valor de los espacios, así como también en su incansable trabajo a la hora de enseñar y comunicar a la población los valores de la flora y fauna, sin dejar de lado su permanente control y vigilancia, además de la prevención ante los riesgos de incendio que se registraron en el territorio departamental por falta de lluvias.

Parque Indígena

La labor desplegada dentro de este espacio, que actualmente es el segundo con más flora nativa después del Jardín Botánico de Montevideo, resultó de vital relevancia. El parque se conecta al Humedal del Arroyo Maldonado y representa una importante reserva no solo de flora sino también de fauna asociada, por lo cual es fundamental su conservación y protección. Una de las tareas iniciales que tuvieron a su cargo fue la de eliminar todas las especies exóticas que en los últimos años lo habían invadido: Pittosporum ondulatum y Ligustrum sinense, además de unos antiguos olivos que fueron trasplantados a distintos espacios del departamento para asegurar que el parque sea exclusivamente de Flora Indígena -como su nombre lo indica-. Dentro de las tareas, también se realiza un manejo del parque en cuanto a su sectorización, dejando algunas áreas para su regeneración natural, se recolectan semillas y también se trabajó en el diseño de cartelería específica para la identificación de las distintas especies, brindar información sobre las áreas e identificar los senderos. A su vez los guardaparques tiene a su cargo las visitas guiadas, así como también la atención de grupos de escuelas, colegios y liceos de todo el país. Se recuerda que los parques permanecen cerrados al público como consecuencia de la emergencia sanitaria.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.