Maldonado es pionero en el control electrónico del tránsito

Posted on 09 diciembre 2013 by monica

Se fiscalizará el cruce con luz roja, la velocidad y otras infracciones. El uso de esta tecnología reduce los siniestros en un 60%

Maldonado es el primer departamento del país con un sistema completo de fiscalización electrónica del tránsito que aumenta las capacidades de control en las vías de más circulación de la capital y de Punta del Este.

La experiencia internacional muestra que el uso de esta tecnología reduce alrededor del 60% de los siniestros y el 80% de las muertes en los puntos donde están ubicados los equipos.
Mientras que Maldonado avanza en esta materia, una iniciativa privada denominada Fiscalización Vial aboga por su implementación en todo el país.

El objetivo es “quitar los infractores natos de la vía pública”, señaló su vocero Jorge Rother, un empresario que promueve la iniciativa y lo planteó a la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) y a las fundaciones Alejandra Forlán y Gonzalo Rodríguez.

Pruebas antes del verano
En Maldonado ya se instalaron las primeras cámaras de vigilancia para cruces con semáforos y se están realizando las pruebas correspondientes para tener a punto la tecnología para la temporada estival.

La comuna invirtió 5,3 millones de pesos para la adquisición de 10 cámaras y nueve radares de velocidad (cinco fijos y cuatro móviles); hasta ahora solo tenía uno. “Multiplicamos por un factor muy importante la capacidad de control que ahora es de 24 horas”, dijo a El Observador Máximo Oleaurre, director de Movilidad Ciudadana de la Intendencia.

Lo esencial, a juicio del jerarca, es que se fiscalizará la obediencia de la luz roja en los cruces más importantes donde no siempre se puede destinar un inspector de tránsito y donde más ocurren las infracciones. Pero también se tomará registro de exceso de velocidad, parada sobre cebra peatonal, tránsito a contramano, o imprudencia al volante.

Una matrícula por segundo
El mecanismo propuesto por Fiscalización Vial se llama “reconocimiento automático de matrículas”. Se basa en un escáner que puede leer una matrícula por segundo hasta en vehículos con velocidades de hasta 160 kilómetros por hora. Si se lo coloca en cualquier esquina de avenida Italia o de la rambla, se mantendrá ocupado con los 30 mil vehículos que circulan, en promedio, por cada senda cada día. El flujo de la calle San José, por ejemplo, es de 12 mil vehículos por día.
En Montevideo, la Intendencia Municipal (IMM) colocó algunas cámaras en semáforos para controlar el tránsito, entre ellas la ubicada en la rambla frente a la sede del Mercosur (Parque Hotel). Pero esas cámaras solo filman.

La propuesta de Rother y sus socios tiene un costo de entre
US$ 500 mil y US$ 2 millones por año por la colocación de tecnología de punta en la detección de infracciones de tránsito en 100 puntos “negros” de la red vial nacional. La diferencia en el costo se debe a la tecnología que sea elegida, al mantenimiento que requieran los equipos y al vandalismo que sufran en ese período.

A Rother le han dicho muchas veces que es caro. Y responde con una comparación: el costo anual de los accidentes de tránsito se estima en US$ 1.100 millones. “Es el costo de una guerra. Una guerra contra nosotros mismos”, dijo.  Según datos de la Unasev, en los primeros nueve meses del año fallecieron 431 personas en siniestros de tránsito. Estos representan el 1,9% del total de lesionados: más de 22 mil uruguayos, a un promedio de 81 lesionados por día y un muerto cada 15 horas. “El tránsito es una ruleta (…) Directa o indirectamente, a alguien le va a tocar”, expresó Rother.

El empresario sostuvo que “el Estado no tiene que poner un peso”. La idea de los miembros de Fiscalización Vial es un sistema de financiación y gestión privadas con contralor público, en concreto, de la Unasev.

Otra alternativa es que se forme una participación público-privada. El retorno para los privados será un porcentaje de las multas. Solo en Montevideo, la intendencia recaudó US$ 10.305.000 por infracciones de tránsito durante 2012; pero al aumentar los ojos puestos en la calle, se engrosarán los ingresos. Es por eso que Rother prevé que otro porcentaje sea destinado a instituciones públicas u organizaciones sociales vinculadas a la atención de las víctimas de los siniestros.
Los 100 puntos de control son suficientes para realizar 15 millones de monitoreos por mes. Esto se traduce en 20 monitoreos mensuales para cada vehículo de cuatro ruedas o más. Si se agrega el parque de motocicletas –alrededor de un millón–, cada vehículo es fiscalizado ocho veces al mes.

Los equipos registran velocidad, dirección, horario y número de identificación de cada vehículo y se captura en video digital a todo aquel que supera el límite de velocidad. En un centro de control se procesa la placa y las características del vehículo y se las compara con el registro proporcionado por cada intendencia. La comuna de Maldonado  implementó un sistema por el que un conductor recibe la notificación de la multa en su domicilio con una fotografía de su transgresión.
Respecto a las multas, Rother es partidario de que su monto sea calculado a partir del valor del vehículo tal como se calcula la patente de rodados. Así se convertirían, a su juicio, en un elemento disuasorio para aquellos a los que no les pesa la sanción económica.

US$ 2
millones. Es el costo máximo propuesto para la implementación de 100 puntos de fiscalización electrónica para todo el país durante un año.
431
muertos. En los primeros nueve meses del año fallecieron 431 personas en siniestros de tránsito. Estos representan el 1,9% del total de lesionados: más de 22 mil uruguayos.

 

Ejemplos regionales
San Pablo
Brasil
Luego de la implementación de radares fotográficos fijos y móviles, barreras electrónicas que exhiben paneles con el límite de velocidad permitido y toman fotografías de los vehículos que lo exceden y detectores de violación de señal roja, la ciudad registró un descenso de hasta el 90% de los excesos de velocidad. Además, se logró la reducción del 15% en el número de accidentes con víctimas; a la vez que se bajó en 31% la cantidad de muertos.

Santiago de chile
Chile
El Ministerio de Transportes instaló 100 cámaras de fiscalización automática en vías del Transantiago, un sistema de solo bus. La idea fue acortar los tiempos de viaje de los ómnibus que se atrasaban por la invasión de los otros vehículos. Solo cuatro de cada 10 automóviles respetaba el carril exclusivo. Después de una semana de iniciada la campaña, los buses del Transantiago aumentaron en 33% su velocidad. El sistema funciona desde el año 2012.

Barranquilla
Colombia
El proyecto de fiscalización electrónica desarrollado en Barranquilla contempla equipos de alta tecnología para registro de infracciones por exceso de velocidad, avance de la luz roja, parada sobre la cebra peatonal y tránsito a contravía. Comprende 76 equipos fijos y seis unidades móviles que serán instalados hasta el año 2026. La prioridad es instalar los equipos donde existe mayor riesgo de accidentalidad

fuente el observador

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Leave a Reply