Vecinos de Punta Colorada advierten que «situación crítica» requiere nuevo modelo de ordenamiento del espacio costero

Ante la intervención por parte de la Intendencia Departamental de Maldonado de mover la arena que por las tormentas llegaron a la calle en zona de San Francisco, vecinos de la Comisión de Fomento de Punta Colorada recordaron que a comienzos del año hicieron llegar a las autoridades una propuesta alternativa de solución al tema planteado, «formulada desde una óptica ambiental y tomando como referencia las más consensuadas técnicas de ordenación del espacio costero». En un comunicado público insistieron en que la ley 17.283 del año 2000 referida a la Protección del ambiente, consagra al desarrollo sostenible y declara de interés general “la conservación de la diversidad biológica y de la configuración y estructura de la costa”. Advirtieron estos vecinos que dicha ley interpreta como «modificación perjudicial a la configuración y estructura de la costa a toda alteración exógena del equilibrio dinámico del sistema costero o de alguno de sus componentes o factores determinantes”. Días atrás se aprobó en el parlamento la ley denominada Directriz Nacional de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Sostenible del espacio costero del Océano Atlántico y del Río de la Plata. Es este un nuevo instrumento, dicen en su comunicado los vecinos de la zona, «para reorientar el desarrollo de la costa, que surge como expresión de un creciente grado de conciencia ambiental en ámbitos políticos, académicos y de organizaciones no gubernamentales, ante la degradación de los ecosistemas costeros, que se registra en las últimas décadas. Su aprobación genera nuevas expectativas y supone un salto cualitativo, aunque seguramente perfectible, en la protección de nuestras costas para promover un modelo de desarrollo costero sostenible. La nueva ley nos afecta e involucra de manera directa. Nuestro balneario y su entorno quedan comprendidos dentro del ámbito de aplicación de la misma». Según estimaron, haciendo referencia a dicha ley, «sus conceptos fundamentales y objetivos apuntan a asegurar la calidad ambiental del espacio costero, la protección de los paisajes naturales y culturales relevantes, la adaptación de las intervenciones en el espacio costero al cambio climático y al aumento de la variabilidad, el respeto por los procesos naturales que se desarrollan en el espacio costero y la promoción de la diversidad y singularidad del mismo». Enfatizan que la misma establece a titulo expreso que “se propenderá a que las intervenciones sean compatibles con el mantenimiento de la integridad de los ecosistemas y que protejan especialmente los componentes vulnerables y sus funciones”. Otras de sus disposiciones resultan especialmente relevantes y se encuadran dentro de las iniciativas y reivindicaciones que insistentemente han venido planteando desde el año 2006 a la fecha los integrantes de la mencionada comisión fomento. Puntualizando al respecto, señalan que en relación a la circulación vehicular propende a alejar de la costa el flujo intenso de vehículos (Art. 9) y a la transformación de los trazados viales paralelos a la costa en paseos costeros marítimos peatonales o de baja velocidad. En relación al ecosistema de dunas abre la posibilidad de extender la Faja de defensa de costas, superando el límite hasta ahora fijado por la presencia de una vía de tránsito. Ello posibilita la formulación de planes coherentes de salvaguarda que alcancen la totalidad del ecosistema, por parte de la DINAMA. En relación a la estructuración vial se promueve el acceso a los balnearios desde las rutas nacionales; en relación a la gestión hace énfasis en la participación social y sus instituciones. Teniendo en cuenta esta sumatoria de conceptos, los vecinos de la Comisión de Punta Colorada instan «a las autoridades nacionales y departamentales al íntegro respeto de las normas legales vigentes; a considerar la alternativa planteada como la búsqueda de un nuevo modelo de ordenamiento del espacio costero, acorde a las nuevas demandas turísticas y las exigencias medioambientales del siglo XXI y a transitar caminos de diálogo y entendimiento alcanzando soluciones consensuadas con la comunidad».

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.