Quejas de los vecinos por ruidos molestos en la rambla portuaria

Posted on 09 enero 2014 by monica

Los vecinos procuran preservar el orden ante la ola de desmanes que suceden todas las noches en la rambla portuaria.

Un grupo de propietarios de apartamentos ubicados en la rambla de circunvalación de la Península empezaron a trabajar de forma conjunta con el objetivo de exigirle a las autoridades que sea restablecido el orden en esa zona de Punta del Este.

La idea apunta a recolectar la mayor evidencia posible de los desmanes que suceden todas las noches en la rambla portuaria, reclamar otra vez tanto a la Intendencia de Maldonado, la Alcaldía de Punta del Este y la Jefatura de Policía.

Daños, consumo de todo tipo de drogas y alcohol, hechos de inusuales niveles de violencia, descontrol, arriesgadas maniobras con autos y motos, y conciertos musicales a todo volumen, son algunos de los hechos que no dejan dormir a los vecinos.

Si el orden en la madrugada no es restablecido los propietarios exigirán ante la justicia de feria que los funcionarios cumplan con su obligación de preservar el orden y asegurar los derechos al descanso de los ciudadanos.

Los vecinos, entre los que se encuentran ciudadanos uruguayos, argentinos, brasileños y de otras nacionalidades aseguran que esa zona del puerto de Punta del Este se transformó en un infierno donde no se puede dormir y donde hay riesgo de vida.

Los propietarios aseguran que desde hace mucho tiempo han formulado denuncias de todo tipo tanto ante autoridades municipales como de la Jefatura de Policía de Maldonado.

Sin embargo, pese a las promesas formuladas por las autoridades los desórdenes y los incidentes de todo tipo se multiplican a toda hora de la noche.

A tal extremo que el propietario de un penthouse sobre la rambla portuaria resolvió regresar a San Pablo porque acá no puede pegar un ojo durante toda la noche, explicó su esposa Hedely. “No solo compramos este penthouse, también tres autos. Tenemos la residencia en Uruguay y hasta la cédula de identidad. Pero no podemos creer lo que pasa todas las noches. Mi marido regresó a San Pablo y no vuelve hasta marzo. Por lo menos hasta que esto afloje”, sostuvo Hedely. “El sereno de nuestro edificio quiere renunciar. El otro día le pegaron un botellazo en la cabeza. Son cientos, miles de jóvenes alcoholizados o drogados que consumen todo tipo de bebidas y otras sustancias a cualquier hora de la madrugada, aseveró.

El ingeniero uruguayo Bruno Carlo Gagliani, propietario de una de las unidades del edificio Terrazas del Puerto, comenzó a transitar el camino de la notificación a las autoridades competentes. En las últimas horas entregó una misiva al intendente Oscar de los Santos, al alcalde Martín Laventure y al jefe de Policía Juan Daniel Balbis y al comisario de la Seccional Décima, Jorge Guerra.

En la denuncia Gagliani detalla los hechos que ocurren frente a su edificio.

1) Estacionan sus automóviles ponen la música a todo volumen y abren el baúl repleto de heladeras con alcohol.
2) Al amanecer el sitio es un tendal de botellas rotas y ocasionalmente jeringas.
3) Hemos presenciado usar las botellas rotas como armas para intimidar a ocasionales transeúntes en sus autos y ya los vimos sacar armas de fuego para defenderse.
4) Cierran la calle 27 desde la Rambla hasta la calle 18, y organizan futbol a los gritos, borrachos, agresivos y cuanto peor se puedan imaginar.
5) Hemos presenciado uno o dos policías asistiendo a todo, sin que obviamente puedan hacer nada ante el tamaño y numero de “salvajes”
6) No existe otro nombre para cualificarlos!, no pueden ser llamados “TURISTAS”, por el contrario, estos no quieren regresar nunca mas a Punta del Este.
7)Mantienen relaciones sexuales en la entrada al Garaje del edificio o en la plaza/playa frente al mismo.
8) Hemos tenido la desagradable experiencia de ser testigos involuntarios de relaciones entre homosexuales con total descaro y a plena luz del amanecer.
9) Usan el jardín del edificio como baño, otro tanto ocurre tras unas plantas que se encuentran entre las palmeras de enfrente al edificio, sobre la rambla.
10) Dichas plantas son la oportunidad para todo tipo de asquerosidades, algo que simplemente se resolvería retirándolas del lugar. Dichas palmeras son también el lugar elegido para la venta de estupefacientes.
11) Con frecuencia vemos que alguien que llega caminando luego de mirar para los costados y asegurarse que nadie lo está observando, esconde dinero en un lugar predeterminado de su tronco. Más tarde otra persona pasa, se lleva el dinero y deja en ese mismo sitio un “raviol”(droga) que enseguida la misma persona del dinero retira.
12) Vomitan y orinan incontables veces en el jardín, en la entrada y en la vereda del edificio
13) Juegan carreras corriendo por encima de los capots y techos de los autos que están estacionados en ambas manos sobre la 27 Los Muergos
14) Gritan, insultan y se pelean a TODA LA NOCHE!!! Rompen botellas de vidrio en las veredas y escriben grafitis. Rompen los vidrios de los autos estacionados. Tiran todo tipo de basura en los jardines del edificio. Encontramos condones a razón de tres por día. Utilizan la calle como sí fuera un gran boliche bailable fuera de control.

“Esto ocurre desde 12 hs. de la noche en adelante, hasta el amanecer en forma continuada siendo a las 3 o 4 de la mañana el momento del apogeo!!, todos los días en temporada. fuera de la temporada los viernes sábados y domingos menguando solo en días de lluvia o vientos y fríos intensos. Los relatos serian interminables y creemos que la presencia policial en número suficiente no dejando circular con botellas en la mano, ni de Coca Cola, pues ya notamos que están llenas de otra cosa!! en horas nocturnas seria, entre otras medidas correctivas, una medida preventiva eficaz”, sostiene la nota del ingeniero Gagliani.

elpais

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Leave a Reply