URUGUAY: Beneficios por invertir en el agro

Las inversiones en general que se incluyan en proyectos de inversión declarados promovidos, cuentan con importantes beneficios fiscales.

Recientemente se emitieron nuevos instructivos de la Comap (Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones, dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas) que incrementan los beneficios por inversiones vinculadas a la gestión del agua, como por ejemplo sistemas de riego.

A continuación comentaremos cómo opera el régimen de promoción de inversiones para proyectos agropecuarios en general y cuáles fueron las modificaciones introducidas.

EXONERACIÓN DE IRAE.

Uno de los beneficios fiscales otorgados a los proyectos de inversión declarados promovidos es la exoneración del IRAE. Esta se determina como un porcentaje del monto invertido, que va desde el 20% al 100%.

Dicho porcentaje se calcula en función del puntaje obtenido en una matriz de indicadores. Este puntaje también determina los años en que puede utilizarse el beneficio, por ello la importancia de obtener el mayor posible.

Por otra parte, el máximo de exoneración a utilizar por año, es el 60% del IRAE previo al beneficio.

INDICADORES.

Los indicadores u objetivos son incluidos en una matriz que pondera la importancia de cada uno. El puntaje total es la sumatoria de los puntajes individuales ponderados.

Se otorga mayor puntaje a las empresas nuevas y a las empresas instaladas en parques industriales. Asimismo, se prevé un sistema diferencial para las micro y pequeñas empresas. La matriz para proyectos agropecuarios incluye los siguientes indicadores:

Empleo: Se generan puntos por empleo, al contratarse personal de horario completo. Para medir este indicador se premia especialmente la contratación de mujeres, de menores de 24 años y mayores de 50 años, la contratación de trabajadores rurales y un mayor nivel de remuneración. El puntaje asignado dependerá del compromiso asumido y de la inversión total a efectuar.

Descentralización: Es un puntaje fijo según dónde estén ubicadas las inversiones, es decir, en qué departamento, y además se distingue entre poblaciones de más o menos de 5.000 habitantes. Cabe destacar que no se puede tener como único indicador descentralización, por lo menos debe obtenerse medio punto en la suma de los demás indicadores.

Exportaciones: En lo referente a las exportaciones, es importante remarcar que los productores agropecuarios pueden computar las exportaciones indirectas.

A estos efectos, se encuentra establecido en los instructivos de la Comap el porcentaje que debe considerase exportación de cada producto agropecuario, por ejemplo, si un productor vende trigo a un molino en plaza, el 79% de dicha venta se considerará exportación.

Por lo tanto, para incrementar las exportaciones indirectas se deben acrecentar mis ingresos por ventas en bienes exportables. Importa destacar que el incremento comprometido es el promedio de 5 años.

TECNOLOGÍAS LIMPIAS.

Se consideran inversiones en tecnologías más limpias las que reduzcan de algún modo los riesgos a los seres humanos y al medio ambiente. A estos efectos el instructivo de la Comap expone una lista de bienes que computan como tales, como ser paneles solares, elevadores de carga eléctricos, entre otros.

En el nuevo instructivo se agregan a esta lista los siguientes bienes:

V Reservorios de agua para uso agropecuario que puedan subsanar períodos de déficits hídricos (tanques australianos, pozos, represas, tajamares).

Sistemas de conducción de agua para uso agropecuario,

Sistemas de riego para uso agropecuario.

Sistemas de suministro de agua para animales.

Cabe destacar que estas inversiones serán consideradas como Producción más Limpia (P+L) en los proyectos de inversión que se presenten a partir del 12 de setiembre de 2014.

El puntaje en este indicador es en función de cuánto representa el monto de la inversión en tecnologías más limpias sobre el total de inversiones incluidas en el proyecto.

SECTORIALES.

Para los proyectos evaluados por el MGAP, se puede elegir entre tres indicadores sectoriales (además del indicador Desarrollo de Mercado de Capitales que aplica para todos los proyectos).

Uno de ellos es la inversión en Adaptación al Cambio Climático (ACC). Entre estas inversiones se consideran las vinculadas a gestión del agua (reservorios, conducción, utilización en riego y suministro de animales), y a instalación de nuevos montes de abrigo y sombra, de cortinas rompevientos y de alambrados.

El puntaje en este indicador es en función de cuánto representa el monto de la inversión en ACC sobre el total de inversiones incluidas en el proyecto.

Hasta ahora si la inversión en un bien generaba puntaje por P+L, no podía generar también por ACC. La reciente modificación con respecto a este indicador, es que ahora una inversión que fue considerada para el indicador de P+L también puntúa en el indicador de ACC. Por ejemplo, si se realizan inversiones en un sistema de suministro de agua para animales, esta inversión generará puntos en el indicador de P+L y en el de ACC. De esta forma, el puntaje aumenta y por lo tanto aumenta la exoneración de IRAE y el plazo para utilizar dicho beneficio.

Otro indicador por el que puede optarse es el de Diferenciación de productos y procesos. Consiste en obtener certificaciones oficiales o de reconocimiento internacional sobre los productos o procesos productivos. Ejemplo de estas certificaciones son las de Buenas prácticas Agrícolas, Certificación de carnes según protocolo INAC-Pcncu, Producción Responsable de Soja y su Cadena de Custodia, entre otros.

Por último, también puede elegirse como indicador sectorial la Capacitación de trabajadores rurales en algunos programas como ser capacitación en el marco del Inefop, cursos cortos para técnicos agropecuarios y similares dictados por UTU, entre otros.

EJEMPLO.

A los efectos de tomar un caso sencillo, un productor agropecuario realiza una inversión total de US$ 400.000, de los cuales la mitad corresponde a un sistema de riego y la otra mitad a un galpón, ambos ubicados en su campo de Cerro Largo.

La exoneración de IRAE que obtendrá será de 60% del monto total invertido, es decir, la inversión total le costará efectivamente US$ 160.000, en la medida que pueda utilizar en su liquidación del IRAE el beneficio de US$ 240.000 por el proyecto. Esto es el máximo beneficio a obtener, sin comprometer ningún incremento a nivel de empleo o exportaciones.

Antes de esta modificación la exoneración de este ejemplo, ascendía al 42% del monto total invertido. Es decir, la inversión total le costaría US$ 232.000, dado que obtendría un beneficio fiscal de US$ 168.000 (suponiendo que pueda utilizarlo en su totalidad).

Cabe mencionar que este porcentaje de exoneración puede ser mayor si se comprometen además incrementos de empleo y/o exportaciones indirectas, y puede ser menor si la proporción de inversión en el equipo de riego sobre el total de la inversión es menor y/o está ubicado en otro departamento con menor puntaje.

CONSIDERACIONES.

Las inversiones por las que se utilicen beneficios por proyectos de inversión no deben computarse para otros beneficios, como ser la exoneración por inversiones en el IRAE. Este último beneficio es automático, es decir, no se necesita presentar proyecto de inversión ante la Comap, pero su beneficio es bastante más reducido que el comentado, dado que asciende como máximo a un 10% del monto invertido (calculado sobre el IRAE). Por otra parte, hay inversiones en el sector agropecuario que la normativa del IRAE permite descontarlas como un gasto del ejercicio, por ejemplo los alambrados, las obras de riego, entre otras. Entendemos que estas inversiones pueden computarse para obtener beneficios fiscales, más allá de que no queden reflejadas dentro del activo fijo por esta forma de amortizar «aceleradamente».

elpais.com.uy

FacebookTwitterGoogle+Compartir
Acerca de monica 690 Articles
La mejor revista Punta del Este

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.