Estudio de la carta natal de Pablo Neruda

Astrólogo Fernando Ruiz Guarin , ex residente de Maldonado, para puntadelestealdia.

Hablamos hoy de Pablo Neruda, diplomático y activista político comunista chileno, y uno de los poetas más influyentes de su siglo, Premio Nobel de Literatura en 1971. Esta es su carta natal, con fiabilidad B.
Solo hago este post porque desconocía la historia de su hija, llamada Malva Marina Reyes, a la que abandonó por tener una enfermedad, hidrocefalia (la cabeza más grande que el resto del cuerpo) y que murió en la indigencia con 8 años, el padre no fue al entierro y la llamaba “punto y coma” (por la proporción entre su cabeza y su cuerpo), “vampiresa de tres kilos” y “ser ridículo”.
Observad la casa 5 que tiene el Premio Nobel, donde la luna es dueña y señora de esa casa y dispositora de un montón de planetas allí, como Neptuno, marte, el sol, venus y mercurio, desde luego la capacidad creadora y artística del poeta es evidente, pero marte está muy cerca de la cúspide V, apenas un grado (y habría que rectificar la carta) y está en caída, dañando ese escenario y a la propia hija.
Porque además marte a su vez dispone de júpiter (la descendencia) que se encuentra en Aries y que recibe a todos esos planetas en cáncer por exaltación.
La casa VIII de la V (la muerte de la hija) está marcada por el otro planeta maléfico, situado en su casa de gozo, la misma casa XII, y domiciliado pero retrógrado, siendo el único que no es dispositado por esa luna.
De hecho, la hija nació en el primer retorno de Saturno del poeta, el 19 de agosto de 1934, pasando ese día la luna por ahí, por acuario, y júpiter de tránsito llegando justo donde el nodo norte del poeta.
Y nació además 9 días después de un eclipse solar (10 agosto de 1934) donde se puede ver cómo queda el eclipse en su carta natal:
– con el nodo sur en la cúspide de la casa VI natal, con las luminarias en leo, de forma que está vez es el sol (función parental) el que exaltado, dispone de esa luna, pero a su vez todo su brillo solar está eclipsado, por los nodos.
– Con el ascendente del eclipse en oposición exacta, partil a Urano en su casa X
– con Júpiter en cúspide de casa II del eclipse ( casa de finales) cuadrando a sus luminarias, desde un signo donde el sol tiene su caída, ( su función como padre, en caída, daña a su descendencia, a júpiter)
– Y venus repitiendo posición natal de la carta ese día.


La hija murió 8 años después, justo cuando se había producido un eclipse solar esta vez en el signo de acuario, cerca de Saturno natal de Neruda, y con ese Saturno del eclipse justo en la cúspide de la casa IV del poeta.
Es curioso que hablemos de este poeta, nacido con el sol a 20º de cáncer, justo cuando ahora , el 12 de enero 2020, ha habido un eclipse lunar a 20º de cáncer. Es una casualidad, o quizás es que el cielo se nos pone en sintonía, y hablamos de alguien cuando toca hablar, o cuando procede (este episodio de su hija no se menciona en muchas de sus biografías, el desde luego no lo hizo) , o quizás, para traer a la memoria a esta niña abandonada ( haciendo alusión al eclipse de la luna en cáncer de ahora) sólo por ser diferente y por tener una enfermedad física.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.