5 reflexiones para cuando un capítulo de tu vida está llegando a su fin.

Cuando estamos terminando viejos ciclos de nuestra vida podemos encontrar que las situaciones se intensifican a medida que nos traen sus lecciones y aprendizajes finales. A veces, este proceso puede parecer difícil de transitar, pero si podemos estar dispuestos a abrirnos, permitir que estas experiencias se desarrollen y rendirnos a lo que se presenta, lograremos avanzar a través de él con mucha más facilidad. 

  1. Tomar consciencia de lo que te está sucediendo internamente.  

Fíjate en lo que tu sabiduría interna te está pidiendo que dejes, tanto desde dentro de ti como desde tu vida. Tal vez es una sensación de soltar, de cerrar, querer alejarse o ser liberadode determinada situación para poder comenzar de cero. 

Qué sientes que se está completando para ti en este momento? 

En qué ya no quieres invertir tiempo y energía?

  • El decir “Basta!”. 

A partir de ese estado es cuando realmente puedes cambiar, de lo contrario lo que necesitas hacer se puede diluir en el tiempo, inclusive nunca lograr realizarlo.El decir “hasta acá!” es una toma una decisión interna con vos mismo para dejar ir todo lo que te está limitando. 

Qué no estás dispuesto a aceptar más?.

Qué es lo que te está haciendo volver atrás?.

  • Fluir con este procesoen lugar de resistirlo, luchar contra él o intentar de ignorarlo. 

Todos los cambios son un proceso, depende de la situación y la persona el tiempo, fuerza, voluntad y energía que van a requerir. 

Qué necesitas hacer para que este cambio sea posible?

Hay personas que te pueden ayudar a transitarlo?

  • Conectar con lo nuevo.

Una manera de ayudarte a conseguir ese cambio que estas sintiendo que necesitas, es enfocándote en lo que vendrá cuando lo hagas y cómo tu vida se puede transformar.  

Cada vez que sueltas lo viejo, estás despejando el espacio para las oportunidades. 

Si bien es posible que necesites tiempo para procesar las emociones que surgen durante el proceso de cambio, podes impulsarlo encontrando una sensación de entusiasmo por lo que puede venir, para tomar su lugar. 

Piensa en qué nuevo capítulo o nuevo comienzo está listo para ingresar. Explora internamente,   déjate sentir entusiasmo por lo que ha dejado espacio a través de su liberación. 

¿Cuáles son tus nuevos deseos? ¿Cómo se sentiría vivirlos? 

¿Cómo es la versión mejorada de tu vida? 

¿Qué entrará en tu vida cuando logres ese cambio?

5-   Agradece por las lecciones aprendidas.
Si algo se está yendo de tu vida agradece todo lo que te enseñó. Cada experiencia nos transforma y brinda la oportunidad de aprender y seguir creciendo. Todo en tu vida está aquí para ayudarte y servirte de alguna manera. 

Cómo esta situación te está ayudando a crecer?

Qué lección te está enseñando esta experiencia? 

De qué manera te gustaría hacer las cosas la próxima vez?. 

Por : Ana Teyza

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.