EL PODER DE LOS PRIMEROS MOMENTOS DEL DÍA PARA MEJORAR TU VIDA.

Por: Ana Teyza

Una rutina matutina positiva puede cambiar por completo como experimentas cada día la vida. Desde el momento en que suena el despertador puedes intencionalmente comenzar la mañana con hábitos positivos en lugar de dejarte llevar por situaciones negativas externas. El objetivo es tomar el control de tu tiempo desde temprano para evitar las malas costumbres, malos sentimientos, malas mañanas que se convierten en días lamentables donde muchas veces nos arrastran sin darnos cuenta. 

Si bien todos tenemos ciertas responsabilidades que debemos ocuparnos en la mañana, también es importante dedicar algo de tiempo para estimular elcuerpo y lamente y estar listos para el día, ya que a menudo las horas tempranas marcan el tono completo para el resto de nuestro día. Si tienes una mala mañana, es probable que te sientas más estresado y ansioso durante todo el día; y si tienes un buen día, es probable que te sientas más feliz y lleno de energía durante todo el día.

La meta: crear mañanas más tranquilas, desarrollar la autodisciplina, estimular la creatividad, mejora tus habilidades. Los beneficios: muchos!!, por ejemplo despertarte con una sensación de renovación, positivismo y energía que te acompañe durante las horas siguientes del día. 

Comienza a tomar consciencia y pregúntate: «¿lo que hago cada día en la mañana me da energía o me agota antes de comenzar el día?»

La respuesta a esta pregunta es fundamental para darte cuenta si lo que haces cada mañana influye de forma positiva o negativa en tu día y en tu vida. Si la respuesta es negativa, entonces deberías considerar cambiar algo para hacer tu despertar más motivador e inspirador.

Algunas claves para establecer el tono para un día más disfrutable, productivo y beneficioso:

  1. Toma un vaso de aguaal despertar(el té, café, jugo lo puedes tomar después). Luego de largas horas sin actividad, el cerebro y todo el cuerpo necesitan hidratarse.   
  • Mueve tu cuerpo de alguna manera(estíralo, haz yoga, sal a caminar). No importa qué ejercicio hagas, pero haz algo. ¿Cuáles son algunos pequeños hábitos que puedes implementar para que tu cuerpo se mueva más antes de comenzar el día?
  • Impulsa tu «espíritu» a primera hora:ver la salida del sol, tomarse el tiempo para sentarse con la naturaleza o simplemente pasar un par de minutos para reflexionar sobre lo que estás agradecido en la vida son formas saludables de elevar el «espíritu». Estás dándole un lugar a tu espíritu en la mañana?  
  • Incorpora pensamientos positivos o meditación.Comenzar con pensamientos que sumen a tu estado emocional, dejando de lado por un momento las preocupaciones. 

Incluir una actividad estimulante mental es igual de importante que la actividad física. 

  • Revisa tus metas de vida y tus objetivos. Tomar 5 minutos para recordar tus sueños, metas de vida, así como revisar los objetivos planteados para evitar salir del camino y perder tiempo. Darle un poco de atención extra a tus objetivos de vida por la mañana no es difícil y no toma mucho tiempo, pero es algo que a menudo no consideramos cuando nos preparamos para comenzar el día.

La falta de tiempo para comenzar nuevos hábitos mañaneros no es una excusa:

  • La mayoría de estas actividades pueden hacerse al mismo tiempo. Podrías escuchar música mientras te preparas el desayuno, o pronunciar afirmaciones positivas mientras te duchas, o practicar una pequeña meditación de respiración en tu trayecto al trabajo.
  • Puedes levantarte más temprano cada mañana para obtener tiempo extra a tu rutina actual. 

Tips al incorporar nuevos hábitos levantándote más temprano.

1. Lleva un diario de tiempo. Durante una semana para mostrar dónde puedes estar usando tu tiempo de manera ineficiente. 

2. Imagina tu mañana perfecta. Imagina lo que harías si tuvieras una hora extra en el día. ¿Qué harías? ¿Leer, meditar, caminar, planificar?

3. Planifica tu mañana.Una vez que haya decidido qué quieres hacer con tu tiempo extra, haz un plan de cómo ejecutarlo e intenta coordinar la mayor cantidad posible la noche anterior. Por ejemplo, si deseas salir a caminar por la mañana, aparta tu ropa que vas a necesitar la noche anterior.

Según The New York Times, solo el 10% de las personas planifican adecuadamente sus días la noche anterior. Uno de los mayores errores que comete la gente es esperar hasta la mañana para comenzar a planificar su día. Al hacer esto la mente subconsciente trabaja en estos problemas mientras dormimos (cuando nos despertamos, podemos concentrar quince minutos por la mañana en convertir ideas de la noche a la mañana en soluciones). En segundo lugar, te permite comenzar rápidamente por la mañana, en lugar de perder el tiempo organizándote.

4. Desarrolla el hábito lentamente.Si intentas cambiar tus hábitos drásticamente es probable que no te resulte fácil conseguirlo. Entonces, en lugar de configurar tu alarma para las 5 a.m., cuando normalmente te levantas a las 8:30 a.m., configura la alarma 10 minutos antes cada día. Para asegurarte de no perder el sueño, acuéstate 10 minutos más temprano cada noche. 

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.