Reflexiones de vida¿Es malo el dolor?

Es un milagro el del amor, uno que tanto busca, cosas que le hagan olvidar que existe el dolor.
Aunque no haga desaparecer a lo que lo produzca, la fuente de la pasión, contiene en su interior pociones de sanación.

Es que, ¿por qué no? Dejar convivir lo bueno con lo malo, lo que nos eleva hasta lo mas alto, y lo que nos hace sentir tan llanos.

¿No es de eso que se trata? Saber surfar los océanos, disfrutarlos, amarlos, pero dejar que nos sacudan sabiendo que no es en vano.

Lo mismo pasa en la tierra, ¿acaso el sol no viene después de la tormenta?
No debe haber dolor mas fuerte que el de un parto, ni ninguna belleza que se le parezca.

¿Qué dolor mas lindo que el de ver partir a nuestro amor hacia su sueño cumplido?
Que el de un padre viendo a su hijo, abrir sus alas y comenzar su camino.

El dolor no es malo, nosotros lo deformamos. El dolor tiene amor, y el amor hace que vivamos!
Son la misma moneda, pero distinta cara. La cara desvalorada, por la que nadie da nada.

Brindo por valorar las cosas a quien todos les damos la espalda.
Brindo por esa puñalada, por ese sentimiento de nuestra vida desgarrada.

Para mi es otra parada en mi camino hacia la libertad, que vaya si es valorada.

Agradeciendo, aceptando, pero sobre todo entendiendo, que toda nuestra vida nos es regalada.

Cada golpe, cada impacto, nos pega profundo y nos deja una marca.
Depende de uno, quedarse en el piso mordiendo polvo, o levantarse y continuar con su marcha.
Francisco Pereira

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.