Tag Archive | "depresión"

Alimentación y emociones a la hora de comer

Tags: , , , , ,

Alimentación y emociones a la hora de comer

Posted on 05 abril 2014 by monica

Todos los días al levantarnos se abre un abanico de posibilidades de que alimentos ingerir, esta elección voluntaria sería lo que llamamos el acto de alimentarnos.Este acto que lo repetimos entre 3 y 5 veces al día  se verá influenciado por el entorno, no sólo a nivel físico, sino también a nivel emocional. No es lo mismo comer relajado el fin de semana que comer en 45 minutos porque hay que volver a trabajar, o la compañía o soledad a la hora de comer, el tipo de alimentos que cocinamos, cómo los cocinamos…

Las emociones que nos influyen son comunes a todos los mamíferos, residen en nuestras estructuras límbicas dentro de nuestro cerebro, y es diferente de nuestra parte racional. El sistema límbico controla el bienestar psicológico, el funcionamiento del corazón, la tensión arterial, las hormonas, el sistema digestivo y el sistema inmunitario.

Observando todos estos aspectos en los que influye, podemos entender que cuando estamos estresados, la tranquilidad desaparece, las pulsaciones se aceleran, la tensión arterial sube, las hormonas se alteran, se cierra el estómago y nuestro sistema inmunitario se debilita.

Si vivimos en coherencia con nuestras emociones, podremos tener un correcto funcionamiento de gran parte de nuestro cuerpo. Esta coherencia entre nosotros y nuestras emociones se da cuando aceptamos los sentimientos, y nos permitimos sentirlos sin que la mente entre a juzgarlos. De esta manera nos aseguramos vivir más saludablemente.

Para ser conscientes de nuestras emociones hay que pasar por escuchar nuestro sistema digestivo, porque muchas veces será el lugar donde quede reflejado nuestro estado de ánimo, sin que el pensamiento racional pueda influir en él, considerándolo como nuestro “segundo cerebro”.

Este segundo cerebro, se verá influenciado por nuestro posicionamiento a la hora de comer, que puede ser desde la gratificación sensorial,  la comodidad, la distracción,  la sedación o el castigo. Posicionamiento que aprendemos sobre todo a lo largo de nuestra infancia, en función del ambiente en que se desarrollan las comidas.

Hay factores emocionales que nos llevan a comer de manera saludable, a picar entre horas, a comer alimentos “basura”, etc. y muchas veces no somos conscientes de ellos, como podrían ser el aburrimiento y la pérdida de tiempo, el soborno y recompensa en los niños, celebraciones, consolación, ansiedad, depresión… la comida en muchas ocasiones es la manera de “tapar” o intentar “digerir” emociones  ante la imposibilidad de gestionarlas de otra manera.

Antes de comer, la recomendación, sería respirar, y preguntarse, ¿cómo estoy? ¿qué siento? Saber si tengo hambre o no, y sobre todo, ¿qué tipo de hambre? Y cuidar en la medida que podamos el ambiente a la hora de comer. ¡Y a disfrutar de la comida!

Gabor Smit
Técnico Superior en Dietética y Nutrición,naturópata y  re-educador alimentario

Conciencia sin fronteras

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Comments (0)

Tags: , , , , , , , ,

Encontraron el vínculo genético entre cinco enfermedades mentales

Posted on 02 marzo 2013 by monica

El autismo, el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, el trastorno bipolar, la depresión y la esquizofrenia, comparten varios factores genéticos de riesgo, según un estudio llevado a cabo por investigadores en el Reino Unido y otros países.

Estos hallazgos fueron publicados en la revista The Lancet. El estudio internacional comparó los códigos genéticos de 33.000 personas con enfermedades mentales con los de 28.000 sin trastornos.
Según los resultados, cuatro variantes genéticas parecían aumentar el riesgo de las cinco enfermedades estudiadas. Dos genes estaban involucrados en el balance del calcio en el cerebro.
Tanto el ambiente como cientos de genes pueden afectar las probabilidades de desarrollar estas condiciones.
Sin embargo, la genética psiquiátrica está intentando describir estos trastornos bajo la premisa de qué es lo que los causa, en vez de simplemente describir los síntomas.
Uno de los investigadores, Nick Craddock, profesor de psiquiatría de la Universidad de Cardiff, dijo que (su trabajo) “señala el inicio de una posible nueva era para la psiquiatría y las enfermedades mentales”.
“Este es un método científico que ayuda a entender lo que no funciona en el cerebro, los químicos, los sistemas del cerebro, que son importantes en las enfermedades”.
El experto dijo que también podría ayudar a concebir nuevos tratamientos y mejores formas de diagnóstico.
El doctor Gerome Breen, del Instituto de Psiquiatría del King´s College en Londres, dijo que el estudio “señala con bastante claridad que hay un efecto genético común entre estos trastornos”.
Marjorie Wallace, de la fundación de salud mental Sane, considera que los hallazgos “resaltan la necesidad de entender los factores genéticos y biológicos de estos trastornos, a fin de que se puedan tener tratamientos y terapias más efectivas”.
Unoticias

Comments (0)

La autoestima y los niños

Tags: , , , , , , , ,

La autoestima y los niños

Posted on 23 noviembre 2012 by monica

La autoestima es un factor básico en la formación personal de los niños
La autoestima es un tema que despierta a cada día un gran interés, no-solo de psicólogos como también de madres y padres. Es una preocupación presente en muchas casas y conversaciones. Y eso se puede entender por la relación que está teniendo la autoestima con problemas como la depresión, anorexia, timidez, abuso de drogas, y otros. Algunos expertos afirman que una baja autoestima puede llevar a una persona a tener estos problemas, mientras que una buena autoestima puede hacer con que una persona tenga confianza en sus capacidades, no se deje manipular por los demás, sea más sensible a las necesidades del otro, y entre otras cosas, que esté dispuesto a defender sus principios y valores. Lo ideal sería que los padres no se preocupasen solamente en mantener una buena salud física a sus hijos, pero que mirasen más por la salud emocional de los mismos. La autoestima es una pieza fundamental en la construcción de una efectiva infancia y adolescencia.

¿Qué es la autoestima?
Se puede definir la autoestima de diversas formas, pero su contexto continuará siendo el mismo. La autoestima es la conciencia de una persona de su propio valor, el punto más alto de lo que somos y de nuestras responsabilidades, con determinados aspectos buenos y otros mejorables, y la sensación gratificante de querernos y aceptarnos como somos por nosotros mismos y hacia nuestras relaciones. Es nuestro espejo real, el cual nos enseña cómo somos, qué habilidades tenemos, a través de nuestras experiencias y expectativas. Es el resultado de la relación entre el temperamento del niño y el ambiente en el que éste se desarrolla.

La autoestima es un elemento básico en la formación personal de los niños. De eso dependerá su desarrollo en el aprendizaje, en las buenas relaciones, en las actividades, y por qué no decirlo, en la construcción de la felicidad. Cuando un niño adquiere una buena autoestima se sentirá competente, seguro, y valioso. Entenderá que es importante aprender, y no se sentirá disminuido cuando necesite de ayuda. Será responsable, se comunicará con fluidez, y se relacionará con los demás de una forma adecuada. Al contrario, el niño con una baja autoestima no confiará en sus propias posibilidades ni de las de los demás. Se sentirá inferior frente a otras personas, y por lo tanto se comportará de una forma más tímida, más crítica, con poca creatividad, lo que en muchos casos le podrá llevar a desarrollar conductas agresivas, y a alejarse de sus compañeros y familiares.

La autoestima no es una asignatura de un currículum escolar. Pero sí debe ser un espacio jamás ignorado por los padres y profesores. Hay que estar atentos al lado emocional de los niños. Durante la etapa desde el nacimiento a la adolescencia, por su vulnerabilidad y flexibilidad, busca mejorar la autoestima de tu hijo. Todo lo que se consigue en este periodo puede sellar su conducta y su postura hacia la vida, en la edad adulta.
guiainfantil.com

Comments (0)