Tag Archive | "dieta"

Tags: , , , , , , , , ,

Los 5 venenos blancos que comes todos los dias

Posted on 16 octubre 2013 by monica

 

En nuestra dieta existen alimentos que deberían ser llamados “veneno”, porque tienen poco valor nutricional y hasta pueden ser perjudiciales para nuestra salud.Conocidos como “venenos blancos”, el azúcar refinado, la sal y las harinas refinadas, entre otros, son causantes de diferentes enfermedades que son consideradas graves, pues son degenerativas, como la diabetes, la hipertensión arterial y hasta el cáncer.

1.-  La Sal de mesa refinada.

La industria decidió un día convertir la sal cristalina natural en simple cloruro sódico (la sal refinada de hoy), porque los científicos de la época afirmaron que los demás elementos que contenía (minerales esenciales y otros oligoelementos) eran innecesarios y bastaba el cloruro sódico para salar los alimentos. Desde entonces cualquier parecido entre la sal que ahora consumimos y la sal natural es inexistente. De un alimento que era “oro puro” porque proporcionaba al ser humano todos los elementos necesarios para su subsistencia en la proporción exacta que el organismo necesita se pasó a consumir un producto que es “veneno puro”, como bien saben los investigadores y médicos.
A la toxicidad del cloruro sódico hay que añadir la del yodo y el flúor, minerales que hoy se agregan artificialmente a la sal. El yodo (tóxico cuando se sobrepasa el mínimo necesario) se añade porque se supone que mejora la función de la tiroides; y el flúor (uno de los elementos más radioactivos que existen) porque afirman que este veneno evita la caries. Un sarcasmo. La sal cristalina natural, tanto la que procede del mar (sal marina), como de las montañas, contiene los 84 elementos que compone el cuerpo humano en su proporción exacta. Poca gente sabe que la composición de la sangre humana es prácticamente idéntica al agua salina del “mar primario”, es decir, una solución con la misma concentración de elementos que tenía el mar hace millones de años.
La comida chatarra se encuentra llena de sal refinada, que aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, consumir este tipo de sal equivale entre 8 y 20 veces más que la que debiera comer. Pues con la finalidad de que el sodio y el potasio encuentren un equilibrio, se debe consumir de 1,500 miligramos por día, pero si no se respeta, es cuando aparecen enfermedades referentes al corazón.

2.- Azúcar refinada.

El azúcar blanca no se puede considerar como un alimento, ya que es una sustancia química pura, extraída de fuentes vegetales como la caña de azúcar o la remolacha,  a las cuales se les extrae el jugo eliminando toda la fibra y las proteínas que forman el 90% de dichas plantas.

 Para dejar limpio el líquido que contiene el azúcar, se añade cal viva y es ahí donde esa reacción alcalina mata casi todas las vitaminas, luego se añade dióxido de carbono para acelerar la cal,  este líquido azucarado pasa por tubos que lo separan de las impurezas.  Luego viene otro tratamiento con sulfato de calcio y ácido sulfúrico para decolorar y dejar casi blanco.

 El azúcar refinada no tiene proteínas, ni vitaminas, no tiene minerales no tiene enzimas, no tiene micro elementos, no tiene fibra,  no tiene grasas y no es de ningún beneficio en la alimentación humana.

No es buena porque no aporta ningún nutriente, aporta energía, pero nada más. Esta se conforma de glucosa y fructuosa. El problema es la manera en que la consumimos, porque las frutas y verduras, por sí mismas, ya contienen azúcar. Las azúcares refinadas son causantes de obesidad, de un desequilibrio nutritivo, caries y más. Los edulcorantes químicos también son dañinos, pues aumentan el riesgo de cáncer, como el aspartame, la sacarina y ciclamatos, que podemos encontrar en productos como el refresco light.

3) Harina refinada.

Como se ilustra en The Daily Mail, con los años la calidad del pan se ha vuelto mucho peor en lugar de mejorar. En 1911, la sal, las grasas baratas, el alumbre, la cal en polvo y el blanqueador eran los ingredientes “malos” del pan. Actualmente, hay que lidiar con ingredientes nuevos que dañan la salud y que se pueden encontrar en la tienda en donde compra el pan. La harina blanca producida es casi puro almidón, y ahora contiene una pequeña fracción de los nutrientes del grano original. Además, los tratamientos químicos en el grano dan como resultado la formación de un subproducto llamado aloxano –un veneno utilizado en la industria de la investigación médica para producir diabetes en ratones sanos. El aloxano causa diabetes al hacer girar enormes cantidades de radicales libres en la células pancreáticas beta, destruyéndolas. Las células beta son las células primarias de las zonas del páncreas llamadas islotes de Langerhans y producen insulina; así que si son destruidas, se desarrolla la diabetes.

Teniendo en cuenta el rango epidémico de la diabetes y otras enfermedades crónicas, no es buena idea tener una toxina como esta en su pan, incluso si es en pequeñas cantidades.
Cuando más fina y blanca es la harina, menos fibra, vitaminas y minerales contiene. El pan blanco, el pan de salvado, los panes de bollería, no contienen vitaminas ni minerales, mientras que favorecen las caries, el cáncer, el colesterol y la diabetes. Los panes más recomendables son el pan de centeno y el pan integral.

4) Arroz refinado.

Según los investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, el arroz blanco causa aumentos bruscos en los niveles de glucosa en la sangre, lo cual es un riesgo de diabetes.Aunque el arroz se ha consumido durante siglos en muchos países, fue sólo en el siglo 20 que comenzó a refinarse y consumirse como arroz blanco.
Para producir el arroz blanco el grano integral es sometido a un proceso de refinado con el cual se le retira la capa exterior y el germen. Y básicamente lo que queda es el endospermo, que consiste principalmente de almidón. El estudio analizó los datos de tres grandes estudios llevados a cabo con cerca de 40.000 hombres y 157.500 mujeres sobre el consumo de arroz y el riesgo de diabetes. Los científicos descubrieron que quienes consumían cinco o más porciones de arroz blanco a la semana tenían 17% más riesgo de diabetes que quienes consumían menos de una porción al mes.
Desde el punto de vista de la salud pública, debería recomendarse el reemplazo de granos refinados como el arroz blanco por granos integrales, incluido el arroz integral para facilitar la prevención de la diabetes tipo 2

5) Leche de vaca pasteurizada.

La pasteurización de la leche destruye las bacterias beneficiosas, junto con las malas y destruye las enzimas esenciales para la absorción de nutrientes. La Pasteurización de la leche destruye toda su fosfatasa, lo que es esencial para la absorción del calcio y el calcio trabaja con la vitamina D, no sólo está disponible a través del sol, pero es un nutriente esencial en la nata cruda. Calentar cualquier alimento crudo destruye las enzimas activas, por lo que la lipasa (una enzima única de la leche y se necesita para completar la digestión de las grasas) es lanzada junto con muchos otros nutrientes esenciales que la pasteurización destruye.
Se considera que es la principal causa de alergias en los niños, según la Academia de Alergia, Asma e Inmunología de Estados Unidos. Y es que la leche, además es rica en grasas saturadas y colesterol. Algunos estudios, incluso la relacionan con la diabetes y hasta con la osteoporosis, porque debido a ser baja en magnesio, no deja que los huesos absorban el calcio.

fuente-despiertavivimosenunamentira

 

 

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Comments (0)

Tags: , , , , , , , , , ,

Infancia: otra alimentación es posible

Posted on 22 junio 2013 by monica

En teoría, la mayoría de familias se preocupan por ofrecer una buena alimentación a sus hijos. Pero en la práctica, el desconocimiento, el ritmo de vida y la publicidad logran que las propuestas que más triunfan sean muy poco recomendables: llenas de grasas saturadas, azúcares, sal, colorantes, todo tipo de aditivos o restos de plaguicidas y fertilizantes. Si son de origen animal contienen además toxinas residuales de hormonas, antibióticos y anabolizantes propios de la ganadería intensiva. Pero hay alternativas. Nos lo explica Mercedes Blasco.

Desde una edad muy temprana y especialmente en la adolescencia, demasiados chavales se alimentan con una alta proporción de snacks, elaborados a nivel industrial:

•Bollería industrial
•Refrescos carbonatados
•Comida rápida
•Chuches
•Aperitivos
•Hamburguesas
•Pizzas
•Frituras
•Postres

PRESIÓN PUBLICITARIA
Son diversas las causas del uso tan extenso de comida basura y su inclusión cada vez mayor en dietas convencionales, en sustitución de otros alimentos de calidad. Destaca el marketing agresivo de las marcas, generalmente grandes corporaciones muy globalizadas, que utilizan una presentación colorista como gancho. El uso de dibujos animados, mascotas e incluso juguetes genera una aceptación colectiva que implica una presión sobre cada uno de los pequeños consumidores. Estos productos tienen un fuerte carácter aditivo porque son muy sabrosos, o muy dulces o muy salados, lo que genera deseo en el paladar en formación de nuestros hijos. Otro factor no menos importante es la comodidad de padres y madres que prefieren la vía rápida de adquirir mercancías ya elaboradas.

El uso de este estilo de alimentación es la muestra de una forma de vida en que se ha abandonado el cuidado y la conciencia del propio cuerpo. Viene asociado a otros factores nocivos como el sedentarismo, en que se sustituyen las actividades físicas y al aire libre por la  afición a la TV, pantallas y ocio inmovilista. Se cae en otros errores dietéticos como la omisión de un buen desayuno, el abandono del consumo de grupos de alimentos fundamentales como frutas, verduras y legumbres, y la sustitución de modos de cocinar saludables por elaboraciones inadecuadas como el exceso de fritos.

LA OBESIDAD
Numerosos estudios relacionan el consumo de este tipo de alimentos con el incremento cada vez mayor de sobrepeso, obesidad y disminución de la capacidad de estudio y concentración (TDH), entre la población infantil. Por otra parte, esta forma de consumo no proporciona los nutrientes esenciales para el organismo, con el resultado de carencias en hierro, calcio, vitaminas, antioxidantes, ácidos grasos esenciales y fibra. De este modo no se garantiza el correcto desarrollo psicofísico de los menores y se corre el riesgo de aparición de enfermedades crónicas como diabetes prematura, hipertensión, triglicéridos y colesterol, trastornos hepáticos, o estreñimiento, irritaciones en el estómago e intestino, con el agravante de una alta probabilidad de derivación en obesidad adulta crónica. También se deben tener en cuenta factores emocionales como una consecuente pérdida de la autoestima.

Sorprende que todavía no haya una masa crítica de personas que se oponga a esta situación y merece una reflexión al respecto. Se impone la necesidad de reestablecer el vínculo ancestral de la nutrición desde la lactancia materna y volver a nutrir a nuestros hijos con verdaderos alimentos. Comprender que la alimentación, como la educación, no consiste sólo en la compra de mercancías. Podemos comenzar con la sencilla norma de perder el miedo a la creatividad de la elaboración propia y seguir unas pautas basabas en la diversidad de los nutrientes y en el respeto hacia la producción de los alimentos  y la vida de los animales.

UNA DIETA SALUDABLE
Para establecer una alimentación equilibrada es conveniente que padres y madres sean activos, formados y al corriente de las novedades en alimentación. Que escojan materias primas de calidad, procedentes del cultivo y la ganadería ecológicas, o que las cultiven por sí mismos. Y que sepan nutrir teniendo claro el objetivo de una alimentación sana.

El primer paso que se debe establecer es partir de la lactancia materna, que es la recomendada por la OMS.  Vincularse a algún grupo o asociación de lactancia ayuda a disipar algunas de las dudas y temores que puedan surgir. La introducción de los nuevos alimentos debe hacerse a partir de los seis meses, muy lentamente, cuando se observa que el bebé está preparado, dando a probar cucharadas de un alimento cada vez, siempre combinado con la lactancia, hasta el año.  A partir de ahí se van introduciendo papillas de frutas, verduras y cereales progresivamente, de una forma lúdica, pero se continúa amamantando hasta los dos años o más. En esta etapa se hace del todo imprescindible velar para que los alimentos sean de origen orgánico, libres de plaguicidas, fertilizantes, antibióticos u hormonas.

LOS HORARIOS
A partir el año y medio se inician los buenos hábitos en la alimentación y se educa el paladar ofreciendo siempre alimentos sugestivos y apetitosos. Se debe acostumbrar desde el principio a la variedad de texturas y sabores, no triturando los alimentos, sino chafándolos con un tenedor o cortándolos en trozos menudos, para promover la masticación. No se debe nunca dar prisa para acabar de comer sino respetar el ritmo natural. Es importante mantener un horario de comidas que repita una constancia, aunque no sea estricto. Lo más saludable es establecer cinco tomas diarias que incluyan las tres comidas principales y un par de tentempiés. Todas ellas con recetas sencillas pero variadas y sugerentes. La cantidad ha de ser adecuada al ritmo de crecimiento y al gasto que se realiza, pero se ha de tener presente que es más importante la calidad que la cantidad.

Padres y madres han de decidir qué comerán los niños. No se trata de preguntarles qué quieren, sino de enseñarles a comer los alimentos saludables que se ponen en el plato. Es conveniente observar sus aficiones naturales e introducir los alimentos que rechazan con tiempo, habilidad y constancia, combinando aquellos que gustan mucho con otros que no tanto. Motivar dando primero un poco del que no agrada, y después un poco del que sí. Hay que tener paciencia y motivar positivamente sin perder los nervios para impedir que dejen en el plato lo que no gusta. Una presentación atractiva puede hacer milagros pues se goza tanto con los ojos como con el paladar. No obstante, si se da el caso de rechazo y pataleta, cerrando la boca o distrayéndose, no se debe prolongar la toma durante más de tres cuartos de hora, sino dejarla para más tarde, con tranquilidad. Llegará un momento en que el hambre será más intenso que el rechazo y se aceptará lo que se le ofrece. Y si la aversión es muy acusada, una buena táctica es no dar ese alimento durante un tiempo, y volverlo a intentar más adelante.

UN ACTO LÚDICO
Para que el hábito de alimentarse quede implantado positivamente, comer ha de ser un acto lúdico y agradable Siempre que sea posible se debe hacer en familia, para facilitar el intercambio de opiniones entre padres e hijos. Apagar el televisor evita distracciones y crea la práctica íntima de conversar durante las comidas. Es un modo de comunicación espontánea que da muy buenos resultados al llegar la adolescencia. Por otra parte es necesario enseñar el ciclo de la nutrición para que aprendan el valor de los alimentos que toman. Desde muy pequeños pueden participar en la elaboración de las comidas aunque sea simplemente sosteniendo una cuchara de palo en la mano.

Más adelante serán más activos, desarrollando su creatividad e imaginación con platos que simulen objetos, caras o figuras de animales, por ejemplo. Igualmente, el ciclo del cultivo en un huerto, jardín, terraza o en macetas facilita la comprensión del cuidado de los alimentos.

Mercedes Blasco es autora de Cocina vegetariana para niños… y para toda la familia. Editorial Océano Ámbar
bonavida099.blogspot.com

Facebook: Sonrisa vegetariana

LO QUE NO DEBE FALTAR:
•Las frutas.  Deleitan con el frescor de sus jugos y la dulzura de sus sabores. Son soporte de agua orgánica, de vitaminas perecederas y de coloridos antioxidantes
•Las verduras y hortalizas. Aderezan todos los platos en mil combinaciones. Imprescindibles por sus sales minerales, vitaminas, agua y fibra, y por su capacidad de equilibrar la acidez de la sangre.
•Los cereales. Son la base porque aportan la energía de sus carbohidratos y vitaminas. La vitalidad de todo un ejército de elementos nutritivos en forma de granos, harinas, sopas, pasta, galletas, tostadas, copos, sémolas.
•Las legumbres. Portadoras de proteínas, carbohidratos Y sales minerales en forma de semillas que sacian, y llenan de sabor de hogar nuestras casas, y nuestro cuerpo.
•Los frutos secos y semillas. Indispensables por ser concentrados de aceites esenciales, minerales y proteínas. Para tomar a diario en su forma natural.
•Las algas. Son verduras en las que el mar nos ofrece su riqueza infinita de sales minerales.

Comments (0)

117

Tags: , , ,

¿Qué es el Ácido Urico?

Posted on 17 octubre 2012 by monica

El ácido úrico son sustancias que se forman principalmente en el hígado a partir de los núcleos celulares animales como la carne o el pescado, y que se eliminan a través de la orina.
Lo que ocurre es que si su producción es muy abundante, por ejemplo en un consumo excesivo de carne, entonces no se elimina completamente, acumulándose sobre todo en la inmediación del cartílago, y por lo tanto produciendo enfermedades tan molestas y dolorosas como es la propia gota

Cuando hablamos de ácido úrico hablamos muchas veces de artritis y gota.La artritis es curable perfectamente siempre y cuando se siga un régimen especial de alimentación complementándolo con plantas medicinales que purifiquen la sangre, eliminen ácido úrico y activen las funciones de los órganos de nuestro cuerpo.

Las personas que padecen de artritis manifiestan por lo general síntomas como jaquecas, eczemas, urticaria, reumatismos gotosos, gota, dolores de articulaciones, lumbago, dolor de cabeza, ciática, dolores nerviosos en diversos lugares del cuerpo, piedras en los riñones, erupciones en la piel, etc.

Lo más importante es la alimentación. Contra las artritis deformantes de la gota crónica ayudan los baños saladoyódicos, los fangos, las curas físicas artificiales (rayos ultravioletas, ondas cortas, baño de luz, etc.)

Ingerir Preferentemente

Es necesaria una dieta estricta, a base de zumos, fruta y un severo tratamiento de alimentos vegetales crudos, entre los cuales debe ocupar el primer lugar el ajo, la cebolla, el puerro, el apio, perejil, zanahoria, levadura de cerveza, miel y limón.

Si queremos erradicar de forma duradera la gota, es imprescindible adoptar una dieta eminentemente vegetariana.

– hortalizas, en especial: zanahoria,zapallo, calabaza, zapallito de tronco, remolacha, apio,cebolla, ajo, papa, batata, nabo,berro, pepino, achicoria;especialmente el apio crudo en forma de ensalada.

– frutas, en especial: durazno, banana, uvas, pasa de uva, caqui, damasco, higo, higo seco, naranja, pomelo, mandarina, limón, ananas, sandia, melón;

– ingerir bastante agua/líquidos – cerca de 3 litros al día -Es aconsejable el uso de aguas minerales diuréticas, alcalinizantes y sulfatosódicas. Objetivo: diluir la orina, reducir infecciones y tratar lesiones obstructivas;

Infusiones recomendadas: alcachofa, carqueja, cola de caballo, diente de leon, bardana, raíces de zarzaparrilla, raíces de saponaria, corteza de agracejo, raíces de betónica, raíces de hinojo y raíces de brusco.
Endulzar con miel, tomar una taza por la mañana en ayunas y el resto lejos de las comidas, ortiga verde, agracejo, hojas de abedul, estigma de maíz y ginkgo biloba. Beber abundantemente durante la crisis de gota.

Cura de Limón

Además de someterse a una dieta vegetariana estricta, hasta que desaparezca la dolencia, será necesario tomar abundantes zumos de frutas y verduras durante el día.

El zumo de limón ayuda notablemente a la eliminación del ácido úrico.

Para ello debemos de exprimir un limón cada mañana y beberlo en ayunas durante 21 días seguidos. No debe de beberse de golpe como el que se toma un vaso de agua, si no que debe de beberse poco a poco a sorbitos y ensalivándolo bien antes de tragar, de esta manera conseguimos que llegue al estómago envuelto en saliva y siendo más fácil su asimilación.

Usar con Moderación

asados: pescados, aves, conejo
esparragos, mani,legumbres, hongos, espinaca
Contra Indicados

evitar el consumo de café, té, bebidas alcohólicas, principalmente : cerveza y chopp;bebidas a base de colas y bebidas carbónicas. –

– alimentos embutidos: salchichas, mortadela, salame, jamón, chorizo;

– frutos de mar: lenguado, sardina, mariscos,anchoas, arenque, caballa,

– menudos: mollejas, chinchulines,hígado, corazón, riñones,etc;

– carnes: carne bovina y porcina, cabrito, carnero, panceta, extractos o salsas a base de carne, caldo de carne en cubitos.

– otros: mayonesa, sopas industrializadas;

Observaciones

– evitar la ingestión de gorduras y el exceso de proteínas. Los carbohidratos (almidón) pueden ser usados para la contribución en la excreción de ácido úrico;

– la recomendación dietética es para la reducción de los niveles de ácido úrico en sangre, alcalinización de la orina, e incremento de la ingesta hídrica;

– es importante mantener la continuidad de la dieta aún en las fases asintomáticas;

– Los ejercicios mejoran la circulación sanguínea, contribuyen para el control de la presión arterial y peso, promueven bien estar, pero deben ser practicados sin eccesos. Busque orientación médica. Además de este tratamiento dietético, se recomendará al paciente llevar una vida higiénica: evitar la excesiva fatiga intelectual y material y la vida demasiado sedentaria, vivir al aire libre o por lo menos efectuar frecuentes paseos y realizar actividades deportivas.

Tratamiento de la Gota en Medicina Natural

GEOTERAPIA.- Durante la crisis, tomar baños de pies de agua arcillosa incorporándole una decocción de 200 gr. de flores de heno en un litro de agua y otra decocción de 200 gr. de paja de avena igualmente en un litro de agua. Baño de pies muy caliente a 42 º C. durante 15 o 30 minutos.

Aplicaciones diarias, o días alternos de cataplasmas frías y espesas de arcilla verde sobre las partes afectadas. Para aumentar la eficacia del tratamiento, se podrá aplicar una cataplasma caliente de flores de heno seguida inmediatamente de la cataplasma fría de arcilla verde. Dos veces por semana medio baño o baño completo con agua de arcilla y flores de heno. Incorporar 2 Kg. de arcilla, a una temperatura de 38 º C., durante 10 minutos. Los días sin baño, chorro de agua fría en las piernas y en los brazos.

http://www.alimentacion-sana.com.ar

Comments (0)