La vitamina B1 o tiamina

Posted on 17 octubre 2012 by monica

Ayuda al crecimiento y al desarrollo de los niños, y también es muy buena para la salud del corazón
Dentro de las vitaminas del grupo B, destaca la denominada como vitamina B1, también llamada tiamina, ya que, entre otras cuestiones, es fundamental para los niños en edad de crecimiento, las personas que hacen deporte, y para todos aquellos que desean conservar una piel bien oxigenada y sana.

La vitamina B1 es una vitamina hidrosoluble (esto es, que se disuelve en agua), que es un tanto delicada tanto al calor como a la luz, por lo que cuidar los diferentes alimentos que poseen esta vitamina es fundamental para asegurarnos su aporte.

Entre otros aspectos, la vitamina B1 (o tiamina) es fundamental para el metabolismo glucídico, la producción de energía ya que ayuda a convertir los hidratos de carbono en energía, y la conducción nerviosa a través del organismo.

Como pudimos conocer en el artículo en el que nos hicimos eco de las vitaminas que relajan, esta vitamina es buena sobre el sistema nervioso y la actividad mental, ayudando a “elevar la moral”.

Ayuda al crecimiento y al desarrollo de los niños, y también es muy buena para la salud del corazón, contando que prácticamente es esencial para la oxigenación de los tejidos, participando en la conducción eléctrica de las membranas y en el mantenimiento del estado de la piel.

¿En qué alimentos encontramos vitamina B1 o tiamina?

Encontramos vitamina B1 en gran cantidad de alimentos; entre ellos destacan las pipas de girasol (1,90 mg.), huevas frescas (1 mg.), soja (0,98 mg.), carne de cerdo magra (0,89 mg.), y el lomo embuchado (0,80 mg.).

También podemos encontrar vitamina B1 en cantidad moderada en el jamón serrano (0,75 mg.), los guisantes secos y el cerdo semigraso (ambos con 0,70 mg.) y los pistachos (0,69 mg.).

¿Qué personas deben tomar más vitamina B1?

Existen personas que deben tener en cuenta que el aporte de la vitamina B1 sea correcto, ya que por ejemplo en el caso de sujetos que padezcan diabetes y hipertiroidismo, las necesidades de tiamina se ven aumentadas.

Ocurre lo mismo con las personas que beben alcohol, toman muchos azúcares o fuman, ya que estos tres componentes son enemigos de la tiamina.

No obstante, es preciso saber que un exceso de vitamina B1 puede reducir la presencia de la vitamina B6.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Leave a Reply